“Hemos sabido incorporar dentro de la institución la cultura de la gestión”

17 enero 2017

Gracias a la premisa de la sostenibilidad, el Hospital de Sant Celoni ha conseguido superar un modelo que llegó a depender en un 80% de la contratación pública. Tal y como nos explica su director gerente, hoy la institución se presenta capaz de avanzarse a las demandas de sus pacientes y con presencia destacada en el mapa sanitario nacional e internacional.  

Lleva casi 10 años al frente de la gerencia del Hospital ¿Cómo ha evolucionado la gestión de la institución en este tiempo?

Ha sido profunda. Al asumir la dirección, el problema fundamental era la viabilidad económica. Corría el año 2007, con un crecimiento económico a dos dígitos y pese a la euforia generalizada esta institución, de larga tradición con un patronato consciente de su naturaleza de fundación sin ánimo de lucro, la principal demanda era la sostenibilidad de la institución en el tiempo. Y no sólo a nivel económico, sino también en términos de relevancia para el sistema sanitario. Contando que estamos situados a medio camino entre dos núcleos urbanos de peso como son Barcelona y Girona, era prioritario poner a Sant Celoni en el mapa. La segunda demanda iba por el camino de crecimiento: especialidades nuevas, mayor disponibilidad de los servicios, etc.

Llega la crisis y los recursos disponibles se redujeron drásticamente, y en una empresa donde el 80% de la facturación dependía de un agente público, el Servei Català de Salut, la situación marcó un punto de inflexión. Todas tus estructuras comienzan a temblar y debes actuar rápido.

Motivados por esta situación, y coincidiendo con el movimiento generalizado donde el Hospital comenzó a abrir sus estructuras a todo el entorno que le rodeaba, iniciamos una profunda transformación que nos ha llevado a cambiar el punto de vista: no mirar hacia adentro sino centrarnos en las necesidades de la ciudadanía para dar respuesta a ellas. A partir de ahí redefinimos nuestra estrategia adaptándonos a la nueva realidad económica, sin sacrificar en servicio al paciente. Nos acercamos a él cambiando procesos e impulsando una cultura corporativa renovada.

Retomemos el concepto de la sostenibilidad que mencionaba ¿Cómo se construye un hospital sostenible?

Ser sostenible lo entendemos como el hecho de perdurar en el tiempo. ¿Y cómo lo conseguimos? En primer lugar, generando recursos económicos suficientes para poder mantenerse. No se puede huir de la premisa económica. Además, tienes que adaptarte a las necesidades de salud que tiene la población, detectarlas a tiempo para dar la respuesta adecuada. Es decir, no sólo tener la mirada puesta en la cuenta de explotación, sino mirar más allá para adelantarte a lo que te vendrá. En una palabra: innovar. Adelantarte a las necesidades y adecuar tus estructuras para dar respuestas de futuro.

Un ejemplo: si en 2007 la prioridad era ampliar las especialidades, hoy hemos visto que es más importante trabajar en red entre instituciones, para atender la demanda de todos los pacientes sin poner en riesgo la viabilidad de la institución. Si no hay masa crítica para una determinada especialidad no la impulsamos, pero contamos con acuerdos con otras instituciones para que ningún paciente se quede sin el servicio que necesita, para que nuestros médicos se formen en ella y puedan dar servicio en nuestras instalaciones o en instituciones asociadas…

Un ecosistema de valor que va más allá de las paredes de hospital…

Así es, y no es fácil estructurarlo. Convencer tanto al máximo órgano de gobierno como al profesional de base que es un modelo adecuado no es sencillo, es un trabajo que se hace en el tiempo, con visión de futuro y perseverancia.

Comentaba que han sufrido especialmente la tensión financiera como resultado de los recortes de la inversión pública ¿Qué alternativas tiene una institución como Sant Celoni para superar esta situación?

Diversificar, diversificar y diversificar. Buscar nuevas fuentes de financiación. Y lo digo plenamente consciente que nuestra misión es dar servicio a la sanidad pública. No es incompatible.

¿Y cómo estáis diversificando?

En un inicio la apuesta fue un poco ‘anárquica’: permitir que los profesionales ejercieran actividad privada en nuestras instalaciones. Después entendimos que para ser más eficientes tenía más lógica agrupar todos estos servicios bajo una nueva marca, lo que hoy conocemos como Baix Montseny Salut, de dedicación exclusiva a la medicina privada. Nuestro objetivo es trabajar no sólo en el mercado nacional, sino también en el internacional, para posicionarnos en el panorama médico a nivel mundial con propuestas como la cirugía ortopédica y traumatológica, donde somos centro de referencia para intervenciones de prótesis de cadera gracias a nuestra técnica Maash. También de cara a los profesionales, actuando como centro receptor de profesionales para su especialización en la materia.

Y a nivel de gestión ¿cómo se relaciona Baix Montseny Salut con el resto de la institución?

Desde el punto de vista societario y de gestión económica son dos instituciones independientes, con sus cuentas de explotación propias y sus NIF, sobretodo, por una cuestión de transparencia en relación a la gestión de servicio público que hacemos. Incluso a nivel estructural, el hospital cuenta con instalaciones destinadas al servicio público y otras para los pacientes privados. El proceso de creación de esta nueva línea de negocio fue totalmente abierto y colaborativo: con la participación del patronato, explicándolo abiertamente en pleno municipal y a los profesionales de la institución, En general, hubo comprensión y apoyo a la apuesta que realizamos.

Y no siempre es así…

Es verdad que el camino de una evolución de este tipo es tortuoso. Más para instituciones de titularidad pública o consorcios, donde es difícil impulsar iniciativas de este tipo ya que el marco administrativo para ello es rígido.

¿Cómo os habéis planteado la apuesta por la innovación? Enric Mangas Monge, director general del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, comentaba en esta entrevista que muchas instituciones sanitarias, a pesar de tener vocación innovadora, no siempre innovan por falta de recursos.

Discrepo con su visión. La innovación está en el ADN de la gente, y pese a que es verdad que para temas estrictamente sanitarios está conectada con la capacidad económica para realizar un proyecto, en instituciones como las nuestras es posible innovar en procesos. En Sant Celoni, pese a la crisis, hemos conseguido no tener déficit, crear recursos económicos nuevos, generar nuevas redes de colaboración… Hay que hacer llegar al profesional la importancia que tiene la eficiencia en sus procesos asistenciales y tener iniciativa para hacer las cosas diferentes.

El Hospital ha sido finalista del ranking TOP 20 en la categoría de Gestión Hospitalaria Global. En su opinión, ¿Por qué habéis sido merecedores de este reconocimiento?

Hay muchas razones, pero si tuviera que destacar una, es la capacidad que hemos tenido de incorporar dentro de la institución la cultura de la gestión. Cuando tienes un objetivo común claro, lo has sabido transmitir a todo el equipo y haces partícipe a todos los profesionales de la construcción de la institución que quieres ser, siempre con pasión y entusiasmo, la transformación es imparable.

⇒ Descubre la entrevista a Vicenç Martínez Ibáñez, Gerente del Hospital Universitario Vall d’Hebron

⇒ Descubre la entrevista a Enric Mangas Monge, Director general del Parc Sanitari Sant Joan de Déu

⇒ Descubre la entrevista a Jaume Raventós, Director Gerente Territorial Cataluña. Hospitales privados Quironsalud

⇒ Descubre la entrevista a Mònica Almiñana Riqué, Gerent del Departament de Salut València La Fe

¿Sabías que...?

El Máster en Gestión de Centros y Servicios de Salud satisface las necesidades formativas en el ámbito de la gestión de los servicios de salud, aportando el conocimiento en profundidad de las características y problemáticas de los centros y servicios de salud, así como un adiestramiento en las habilidades necesarias para gestionar los servicios sanitarios.

Artículos relacionados

Envía un comentario

*