Universitat de Barcelona

Instituto de Formación Continua

Leopoldo Abadía: "La crisis que vivimos hoy en día es una crisis de decencia"

15.03.2010

Con motivo de la 5ª edición del IL3Meeting el nuevo gurú de la economía Leopoldo Abadía dio una conferencia en IL3-UB sobre la situación actual de la crisis, la gestión económica de los gobiernos y la necesidad de optimismo de los ciudadanos.

Leopoldo Abadía:

Reproducción del artículo de Borja Criado, alumno del Máster en Periodismo BCNY.

La conferencia que dio Leopoldo Abadía, conocido por su libro La crisis Ninja y por sus apariciones en coloquios televisivos donde analiza la crisis económica actual desde una perspectiva muy sencilla, fue abierta con esta característica tan propia del escritor zaragozano: su sentido del humor.

La primera parte de la conferencia la dedicó a recordar los puntos clave de su análisis: la caída del precio del dinero por la Reserva Federal de Estados Unidos en 2002, la estrategia directa de los bancos consistente en ofrecer hipotecas a los Ninja, es decir, personas sin solvencia, sin empleo y sin propiedades fijas y la venta de paquetes con este tipo de hipotecas de alto riesgo por parte de los bancos americanos a otras entidades bancarias. Abadía relacionó las consecuencias de esta estrategia con la reciente recalificación de riesgo en España por la agencia Standard & Poor's y la necesidad del Estado de conseguir financiación para rebajar la deuda pública. Abadía señaló: “Cuando la gente se queja y dice eso de: es que el gobierno ha privatizado los organismos estatales yo pienso: claro, ¿cuándo lo va a hacer, si no?" y puso como ejemplo la compañía AENA.

No faltó la reflexión sobre la propuesta de alargar la jubilación a los 67 años. Con tono irónico, Abadía explicó que “lo ideal es que este señor siga en la cola de la jubilación hasta que se muera”. Para entender los ingresos del Estado, Leopoldo Abadía los comparó con sistema que muchas familias utilizan para guardar dinero en distintos sobres: “uno para comida, otro para el servicio, otro para gastos varios, otro para el ocio”.

Abadía centró el segundo apartado de la conferencia en la actitud de los ciudadanos ante la crisis frente a los hechos puramente económicos. “Yo antes decía que se trataba de una crisis ética, pero siempre había alguien que me respondía: pero es que su ética y la mía son distintas. Así que ahora explico que se trata de una crisis de decencia, porque en eso todos coincidimos” y añadió que la estrategia de los ciudadanos debía ser “no distraerse, es decir, focalizar”. Pidió “que la gente sea optimista. Prohibido hablar de la crisis. Sólo yo puedo hacerlo, que para eso he escrito un libro”.

“El Estado debería ayudar sobre todo a la pequeña y mediana empresa, y no hacer gastos innecesarios como el trabajo que se encargó a Miquel Barceló en la cúpula de las Naciones Unidas”. No se olvidó este profesor de la Universidad de Navarra de la necesidad actual de innovar, y reiteró que “la innovación hay que hacerla en los pequeños negocios. Veo al de la funeraria que ofrece enterrar a los difuntos con ropa de Antoni Miró, y al promotor inmobiliario que intenta vender a separados o divorciados paquetes de pisos más asesoría legal y asesoría psicológica”.

Antes de abrir el turno de preguntas, Abadía cerró su conferencia explicando que en el programa de televisión Espejo Público le preguntaron “si la solución de esta crisis está en retornar a los viejos valores". Acerca de este comentaria Abadía opinó: "Yo creo que los viejos valores no son viejos, siempre son valores. Hoy parece que vivimos en la cultura del 'todo vale'. A lo que debemos oponernos es a la cultura de la vagancia”.

Ante las preguntas de los asistentes sobre la actitud de los políticos, Abadía dijo que “ni el gobierno ni la oposición saben por dónde andan. El diálogo social se está llevando de auténtica pena. Lo que tenemos que hacer es encerrar a los políticos en una habitación hasta que negocien”.

Otra de las preguntas fue sobre el supuesto alarmismo creado por la prensa española ante la crisis. “Yo compro dos periódicos, uno generalista y uno económico. Uno ya sabe que no puede fiarse de la información económica de un solo periódico”.

El turno de peguntas se cerró retomando el tema de la decencia y la importancia de “formar muy bien a los hijos”. Además Abadía añadió que “si nos dedicamos a ser especialistas de una cosa sabremos mucho de muy poco”, y quiso dejar claro que ante todo “optimismo no es conformismo”.

 

Enlaces relacionados:

© IL3 - Instituto de Formación Contínua - Universitat de Barcelona C/ Ciutat de Granada, 131 - 08018 Barcelona - España Tel. +34 93 403 96 96 - Teléfono de Información: +34 93 309 36 54

Dos campus de Excelencia Internacional:

  • BKC - Barcelona Knowledge Campus
  • Health Universitat de Barcelona Campus

Con la colaboración de:

  • Banco Santander
  • Catalunya Caixa