Instituto de Formación Continua

Talent Hub

Experience

6 elementos distintivos de los equipos de alto rendimiento.


Pere Juárez.

6 elementos distintivos de los equipos de alto rendimiento.
Lo decía el basquetbolista Michael Jordan cuando le preguntaban por el secreto de sus resultados: “El talento puede ayudar a ganar partidos. El trabajo en equipo es la clave para ganar los campeonatos”. En una sociedad volátil, incierta, compleja y ambigua (lo que se conoce como entorno VUCA), es clave para las organizaciones que las personas sepamos aportar lo mejor de nosotros mismos. No hay otra manera de alcanzar los objetivos corporativos: aportar un mix de lo más sobresaliente de nuestra vida personal y profesional en ámbitos como los conocimientos, las habilidades y las actitudes.
 
Algunas verdades sobre el trabajo en equipo:
  • No hay método de trabajo en equipo, sino que hay interacciones que favorecen el trabajo en equipo. Son estas dinámicas las que hay que aprender para construir un grupo de alto rendimiento.
  • El juego de egos y el juego de miedos perjudican el trabajo en equipo. Están provocados, en la mayoría de los casos, por la poca habilidad que tenemos para manejar el cambio o por el hecho que nos sacan de nuestra zona de confort y, ante estas situaciones nos paralizamos y dejamos de aportar lo mejor de nosotros.
  • La comunicación es esencial. Pere Juárez comenta que no es casualidad que los mejores jefes de equipos multidisciplinares provengan del ámbito de las letras: poseen una serie de habilidades y competencias que son más efectivas para mejorar las interacciones entre los miembros del grupo.
  • Sin riesgo, sin equivocación, no puede fluir el trabajo en equipo. Demonizar el error sólo hace que frenar la búsqueda de una respuesta innovadora al desafío.
Pere Juárez, facilitador y profesor de Innovación en la School of Continuing Education, propuso a un grupo de profesionales participantes en una de nuestras sesiones de Talent Hub, diversos desafíos para resolver en equipo. Pequeños retos donde Lego Serious Play ayuda a descubrir y construir las propuestas –como ya hemos visto en el caso de la Golden CardDesign Thinking­– en grupos que seguirán una evolución en línea con lo planteado por Tuckman a finales de los 70: una primera fase de formación, una segunda etapa de “pulir” relaciones o storming, un período de madurez en el que se aprenderá a trabajar unos con otros y un último estadio de conexión total: todos trabajarán como uno.
 
Porque, de la misma manera que el trabajo con bloques de Lego, es clave que el grupo siga una evolución de mayor a menor implicación para construir las propuestas. Primero se trabaja de manera individual, después se pone en común para identificar las divergencias (“en relación a esto que has propuesto creo que...”) y a continuación se entra en la fase de convergencia: trabajo conjunto para construir una única respuesta.
 
Pero el proceso no lo es todo, lamentablemente. Hay otras características que definen los equipos de alto rendimiento, una suerte de decálogo de buenas prácticas que vale la pena tener en consideración al construir un grupo de trabajo:
 
Los 6 elementos distintivos de los equipos de alto rendimiento
 
1.     Tener objetivos comunes y reconocidos por todos.
2.     Tener compromiso. Sus miembros saben quién hace qué y lo aceptan, pero también abogan por el liderazgo situacional: donde no llega un miembro del equipo, llega otro sin cuestionar.
3.     Saber cuáles son las reglas del juego. Han de ser transparentes y claras.
4.     Servirse del feedback de manera constante. Para ello diseñan proyectos a corto plazo.
5.     Tener elementos claves de medida.
6.     Celebrar los éxitos.
 
Pese a que este marco construye un entorno seguro para las dinámicas de desarrollo del equipo, hay comportamientos que dificultan el trabajo: la soberbia, el egocentrismo, la poca capacidad para escuchar, el ser pusilánime o poco agradecido son sólo algunos de los mencionados habitualmente. La mayor parte de estas actitudes son inconscientes: están tan arraigadas en nuestro día a día que somos incapaces de frenarlas. Por ello es clave que los miembros del equipo cultiven un punto de vista empático con las situaciones que se viven durante el trabajo. Si entiendo el porqué de cierta actitud, seré capaz de pulirla con mi compañero para alcanzar un nuevo nivel de resultados.
 
Además, es recomendable buscar zonas de juego que nos permitan avanzar, pequeños retos personales que ayuden al desarrollo particular y, también, puedan aportar nuevas competencias al grupo. Y es que, como explica Pere Juárez, si participas en un en equipo de alto rendimiento debes practicar constantemente el meraki, término griego que resume en una palabra el hecho de hacer algo con amor y creatividad, poniendo el alma en ello, sin medias tintas: ¡a por todas por el objetivo! A partir de ahí, todo lo bueno estará por llegar.
 
Universitat de Barcelona
© Instituto de Formación Contínua - Universitat de Barcelona C/ Ciutat de Granada, 131 - 08018 Barcelona - España Tel. +34 93 403 96 96 - Teléfono de Información: +34 93 309 36 54

Dos campus de Excelencia Internacional:

  • BKC - Barcelona Knowledge Campus
  • Health Universitat de Barcelona Campus

Con la colaboración de:

  • Banco Santander
  • Catalunya Caixa