Universitat de Barcelona

Instituto de Formación Continua

Talent Hub

Experience

Reinventarse personalmente para cambiar profesionalmente.


Verònica Losa.

Tal y como explica Verònica Losa, consultora en desarrollo del talento y fundadora de la etsTalent, reinventarse profesionalmente es más que encontrar el trabajo que sueñas, “es construir la vida que quieres vivir”. Ganar el premio gordo no por fortuna, sino por trabajo propio.
 
Veamos cómo.
 
El punto de partida de una reinvención profesional es ser consciente de quién eres realmente. Reconocer nuestra propia identidad y a ello sumarle las capacidades que otros reconocen en nosotros mismos para descubrir nuestra mejor versión y comenzar a reinventarnos desde una posición de poder; “soy capaz de crear la vida que quiero vivir”, resume Losa. Porque reinventase es poner en valor todo nuestro talento trabajando cuatro dimensiones clave del desarrollo personal:
 
  • El mindset. Rediseñar nuestros patrones de pensamiento, la forma en la que interpretamos la realidad y que determina cómo nos sentimos, y por tanto, de qué energía disponemos para arrancar con nuestro proceso de reinvención. La clave está en identificar los patrones de pensamientos que bloquean el cambio y reprogramarlos: pensamientos negativos o catastróficos, condicionantes o “tendría que…”, o asumir responsabilidades que no son propias, sino que son barreras que nuestra mente pone a las ansias de cambio.
  • Uso de las emociones. Siguiendo el modelo emocional de Salovey y Mayer es posible identificar las emociones que estamos experimentando y determinar el estado en el que nos encontramos: positivo o negativo, en calma o con rabia, alegre o triste... Cuando sabemos cómo nos sentimos y cómo nos queremos sentir ya tenemos el camino trazado. Sólo falta descubrir qué tenemos que hacer y qué direcciones tomar para recorrerlo.
  • Estilos de comportamiento. Según las emociones que sentimos y las sensaciones que provocan en nosotros, tenemos diferentes tipos de comportamiento. Pese a que no hay emociones negativas, sí que existen comportamientos menos adecuados para impulsar el cambio: partir de la frustración, la tristeza o el miedo harán que nuestro camino de evolución sea más difícil y más largo. Por ello, es conveniente conocer cómo se genera para intentar revertir aquellas que no contribuyen en nuestro objetivo.
  • Construcción de relaciones interpersonales. Cuando construimos nuestro yo sólo en base a lo que los otros opinan de nosotros mismos, corremos el riesgo de partir de un punto erróneo para llegar al cambio. Tener dependencia de la mirada de los demás nos frena: somos lo que los demás nos obligan a ser y no aquello que nos hemos propuestos. Si queremos cambiar, los otros deberían ser un punto de apoyo para nuestro objetivo, no un peso.

Durante nuestro procesos de cambio podemos comenzar a ejecutar pequeñas acciones que nos empujarán a iniciar la evolución: priorizar las sensaciones que nos ayudan a reinventarnos –la pasión en vez de la obligación, implicación en vez de sacrificio, determinación en vez de esfuerzo, etc.–; obligarnos a probar algo que jamás hemos hecho y así experimentar nuestra reacción ante un nuevo escenario; hacer un listado de aquellas cosas que hacemos a diario, evaluar cuánto tiempo le dedicamos a cada una de ellas y reordenarlas según nuestras preferencias, así sabremos cuanto tiempo le dedicamos en realidad a aquello que nos gusta para replantear nuestras prioridades; realizar un DAFO personal para conocer las herramientas con las que contamos para el cambio; preguntarnos qué tendríamos que pasar para mejorar, y, por último, responder a qué es lo peor que nos podría pasar ante el fracaso en el cambio. Allí, cuando simulas que está todo perdido, emerge lo que realmente es importante para ti: la línea roja que marca la última frontera de tu evolución.

© IL3 - Instituto de Formación Contínua - Universitat de Barcelona C/ Ciutat de Granada, 131 - 08018 Barcelona - España Tel. +34 93 403 96 96 - Teléfono de Información: +34 93 309 36 54

Dos campus de Excelencia Internacional:

  • BKC - Barcelona Knowledge Campus
  • Health Universitat de Barcelona Campus

Con la colaboración de:

  • Banco Santander
  • Catalunya Caixa