Un equipo de IL3-UB presentó su experiencia en el Congreso Internacional EDO - Organizaciones que aprenden y generan conocimiento. Durante el encuectro se expusieron y discutieron diferentes estrategias aplicadas para aprender en el lugar de trabajo y para el lugar de trabajo..

por Anna Rubio y Vanesa González

Si quieres aprender, ¡haz!

30 mayo 2014

¿Te imaginas entrar en un curso y poder salir de él habiendo incorporado las habilidades necesarias para enfrentarte a los principales retos de tu puesto de trabajo?

Por ejemplo, si tu sector es la captación de fondos, sabiendo entablar por teléfono un clima propicio y una conversación efectiva para convencer al posible donante para que se sume a la causa. O en el caso del derecho digital, sabiendo reaccionar ante una situación contraria y recomponer tu estrategia a medida que avanza un juicio.

Realizar una llamada externa para convencer a un donante, fue uno de los retos profesionales propuestos en las clases del Postgrado en Captación de Fondos (Fundraising).

Un equipo de IL3-UB presentó su experiencia en el Congreso Internacional EDO que se celebró en Barcelona este mes de mayo donde se discutían las nuevas estrategias a aplicar para aprender en el lugar de trabajo y para el lugar de trabajo.

El enfoque tradicional de la formación –basado en los contenidos- genera dudas respecto a su capacidad para provocar verdaderos cambios de conductas y comportamientos en los profesionales. Y está demostrado que aprender los hábitos, las habilidades y las actitudes es lo que ayuda a las organizaciones a aprender.

El aula del Máster en Atención Prehospitalaria y Hospitalaria Urgente

Para adecuarnos a estas expectativas, IL3-UB lleva varios meses desplegando en algunos de sus productos estrategias que orientan el aprendizaje al lugar de trabajo. Enfrentamos a los participantes a retos profesionales del día a día laboral y reproducimos en el aula las variables que hacen complejas las situaciones en el sector. Ponemos el foco en el proceso de trabajo y disponemos el aula con los recursos y las herramientas de la realidad profesional.

Por su parte, profesores y participantes gestionan sus tareas y su tiempo de forma distinta. La base teórica se trabaja previamente a la sesión, mediante lecturas y dinámicas para comprender los conceptos y resolver dudas. En las sesiones, se experimenta en base a retos que obligan a buscar propuestas y aportar soluciones como profesionales que trabajan. Y después se reflexiona en común evaluando los puntos fuertes y los aspectos de mejora para aprender de forma útil desde el primer momento.

En la clase del Máster en Gestión de Eficiencia Energética

Hay una cita de David Kolb que creemos que inspira mucho nuestra filosofía. “La mayoría de nuestro aprendizaje sucede cuando probamos en el lugar de trabajo y reflexionamos sobre qué ha funcionado y qué no”. Rompamos esquemas.  Atrévete y prueba.

Artículos relacionados

11 junio 2019

¡Mejora tus relaciones por escrito!

Olga Vela
Toda actividad directiva requiere unas capacidades de comunicación y de relación imprescindibles. Desde dirigir una reunión, saber controlar una conversación,…
Leer más

Envía un comentario

*