Entrevista con Lourdes Guanter. Co-directora del Postgrado en Cuidados del Paciente Oncológico.

Enfermera, presidenta de la Asociación Nacional de Enfermería en Cuidados Paliativos. Unidad de Formación y Docencia del Instituto Catalán de Oncología (L’Hospitalet de Llobregat).

El papel de la enfermería dentro del equipo de cuidados paliativos.

22 octubre 2014

Resumen de la entrevista con Lourdes Guanter, co-directora del Postgrado en Atención Enfermera en Cuidados Paliativos, realizada por el Canal Enfermero del Consejo General de Enfermería.

Los cuidados paliativos no están dedicados exclusivamente a las fases finales de la vida. Han aportado y siguen aportando valores relevantes en atención general de pacientes en situaciones de enfermedad avanzada o de fragilidad y vulnerabilidad. El trabajo de las enfermeras y de los enfermeros que forman parte de los equipos de cuidados paliativos profundiza en el cuidado fundamentalmente individualizado y se enfoca, sobre todo, a preservar la autonomía del paciente, desde las bases éticas y clínicas, a intentar promover una experiencia de la enfermedad vivida de la mejor manera posible.

La enfermedad pone en el centro de atención al paciente, pero también a su entorno, a su familia, a todo aquello que da dignidad a su vida y a su día a día. Esto, a veces, en entornos donde estos pilares no están fundamentalmente preservados, es muy complejo. Dentro del equipo, la enfermera es el elemento de cohesión entre la familia, el paciente y los médicos. Su papel es captar y trasladar las necesidades del paciente y de sus familiares al resto del equipo para diseñar el plan terapéutico multidisciplinar.

Los profesionales de este área tienen que saber ver al paciente como una totalidad y no solo como un enfermo con el diagnóstico específico, ser capaces de ponerse delante del individuo por encima de todo, y trabajar a partir de lo que ellos demandan. Estar atento a cómo el paciente está viviendo la situación es el punto de partida para otorgarle el papel de ser el partícipe de sus cuidados y de su atención. No olvidar que, ante todo, es una persona, con unos valores y unas expectativas, es la mejor manera de cuidarlo y de establecer una relación de ayuda.

Sin embargo, debido a la falta de la formación específica, los profesionales que forman los equipos de cuidados paliativos en algunas ocasiones no dispones de la preparación suficiente para afrontar esa complejidad. En estos momentos la Enfermería en Cuidados Paliativos intenta que esta necesidad de formación y de acreditación de profesionales pueda ser llevada a cabo desde las áreas de capacitación específica.

Artículos relacionados

9 febrero 2018

La Ética y La Estética de la PNL

María A. Clavel Álvaro
Ser usuario de la PNL significa completar conscientemente tu natural apertura al cambio, cultivando el hábito básico del aprendizaje y…
Leer más

Envía un comentario

*