Carlota Pi. Docente en Máster en Ingeniería y Gestión de las Energías Renovables y en Máster en Gestión de Eficiencia Energética (presencial)

Ingeniera industrial. Co-Fundadora de Holaluz.com, la primera comercializadora eléctrica online del mercado español. La empresa proporciona energía eléctrica en todo el territorio nacional para particulares y PYMEs, además de servicios de representación de plantas productoras de energía en régimen especial (energía verde, cogeneración…). Basa su funcionamiento en atención al cliente cercana, ágil y sencilla, ofreciendo un servicio transparente y de calidad.

HolaLuz.com: una alternativa a las facturas de electricidad tradicionales

16 octubre 2012

Carlota Pi participó en la última edición de Founder Friday Barcelona, evento de networking promovido por Women 2.0 con objetivo de crear nuevas redes profesionales entre potenciales emprendedoras, actuales emprendedoras, expertos del sector e inversores. Nos permitimos Citar un fragmento del artículo “Cómo ser madre emprendedora y no morir en el intento” publicado en Ellas 2.0 donde Carlota Pi explica algunos detalles de la fundación de la empresa HolaLuz.com.

 

Después de trabajar en el sector de la energía durante más de 10 años, un día, Oriol, Ferran y yo (ahí está el truco) nos hicimos una pregunta: ¿Qué nos gustaría que ofreciera nuestra compañía eléctrica? ¿Por qué algo tan básico como la luz tiene que estar tan alejado de la manera de funcionar que tenemos hoy? ¿Por qué si puedo comprar billetes de avión, ropa, reservar restaurantes incluso hacer cursillos de literatura on-line, la energía tiene que estar fuera (a la práctica) de este mundo?

Además, quisimos construir una verdadera propuesta de valor para nuestros clientes: Optimizamos las características de su punto de suministro, ajustamos los precios y conseguimos que se ahorren hasta el 30% de su factura en euros. Con inversión igual a 0.

Pero ¡no sólo eso! Queremos hacer las cosas más sencillas y trabajamos para conseguirlo:

  • Atención rápida y sin robots. Trabajamos con la última tecnología, pero no la ponemos a hablar contigo. Te esperamos con ganas de escuchar tu voz.
  • 12 meses, 12 facturas.
  • Prefacturas para conocer tu gasto antes de pagar.
  • Nos encargamos de todos los trámites.
  • Sin permanencias ni gastos ocultos.
  • Ni un céntimo más. No pagarás más que en tu actual compañía.
  • Estamos donde estés. Teléfono, e-mail, Facebook, Twitter…
  • Nos encanta el papel. Pero bien utilizado. No creemos que haya que talar un árbol para que sepas cuál es tu consumo del mes. Así que apostamos por la gestión 100% online.
  • Somos todo lo verdes que se puede ser: nuestra energía es verde 100% certificada.

Intentamos ver las cosas con los ojos de un niño. Cuestionamos constantemente el statu quo. Nos ilusionamos por las pequeñas cosas. Nos dejamos sorprender. Y creemos firmemente en lo que hacemos. Sin duda es un back to basics que he vivido y aprendido durante estos últimos cinco años.

Os podéis imaginar que construir todo esto entre dientes que irrumpen en plena noche, cuentos especiales anti-pesadillas, carreras para llegar a las extraescolares, reuniones en el cole y una larga lista (tranquilas chicas, el multi-tasking viene de serie con la maternidad) exige un equipo.

Y no un equipo cualquiera.

Ha de ser un equipo formado por personas extraordinariamente generosas. Generosas y brillantes. Generosas, brillantes y trabajadoras. Generosas, brillantes, trabajadoras e idealistas. Que sepan reírse de sí mismas. Que sepan aprender rápidamente de los errores. Que sepan reconocer los éxitos y disfrutarlos. Que entiendan qué papel juega cada uno en la película. Y lo valoren.

Y, por supuesto, también hay que estar dispuesta a dormir más bien poco, al teletrabajo en horas intempestivas, a rozar la descortesía durante las horas del día (vamos, que no le puedes coger el teléfono ni a tu mejor amiga), a las comidas on-the-go.

Hemos recorrido una distancia respetable. Estamos orgullosos de ello, pero continuamos caminando con un ojo puesto en la cima que vamos a atacar. Nos queda mucho, muchísimo.

Puedes leer el artículo completo publicado en Ellas 2.0

 

Artículos relacionados

Envía un comentario

*