Amilcar Vargas. Ex-alumno del Máster en Gestión de Instituciones y Empresas Culturales

Nacido en Veracruz, México, se acerca al Patrimonio Mundial de la UNESCO a los 18 años al conocer el pueblo de su abuela: Tlacotalpan. Desde entonces su gusto por la gestión cultural lo ha llevado a estudiar Arqueología e interesarse en la relación Patrimonio-Sociedad y la conciliación de conservación y uso. En 2009 publicó el libro “La Casa de las Mariposas” resultado de la investigación del impacto social de un proyecto arqueológico en la comunidad de Tlacojalpan, México. Interesado en Patrimonio Mundial, museos, desarrollo comunitario, interpretación patrimonial, turismo cultural, estudios de público y dinamización sociocultural. Es Máster en Gestión de Instituciones y Empresas Culturales de la Universidad de Barcelona, con el proyecto “Gestión de la Marca Patrimonio Mundial en Cataluña” que lo ha llevado a lugares cuyo valor universal excepcional tiene aún mucho que expresar.

La vocación que cambio mi vida: el Patrimonio Mundial

28 noviembre 2013

En 2011 comencé el Máster en Gestión de Instituciones y Empresas Culturales en la modalidad a distancia desde México, dos años después vivía en Barcelona y viajaba a los sitios Patrimonio Mundial de toda Cataluña, ¿cómo le di un cambio tan radical a mi vida gracias al Máster? Las siguientes líneas tratarán de dar respuesta a esta pregunta (acaso existencial) con la finalidad de compartir esta experiencia que definitivamente ha marcado un antes y un después para siempre.

El inicio de una vocación

Desde los 18 años comencé a visitar sitios Patrimonio Mundial en México, mi familia era monoparental y las vacaciones de verano o Navidad eran casi inexistentes, pero el hecho de que a esa edad conociera el pueblo donde nació una de mis abuelas cambió el rumbo de mi vida… por primera vez. Decidí pasar de estudiar Contaduría a Arqueología, lo cual no fue del todo bien recibido en casa, ¿cuál fue el acuerdo? ¡Estudiar las dos! En 2002 egresé de Contaduría con Mención Honorífica y en 2007 de Arqueología con otra mención no menos honorífica: entrar a trabajar en un sitio Patrimonio Mundial ¡tres días después de egresar!

La vida siguió y pasé por un par de trabajos más relacionados con la cultura, el patrimonio cultural y la gestión. Siempre me ha agradado más interpretar y transmitir los valores de los sitios al público que excavar para descubrir la siguiente Pompeya, así que el cliché de Arqueólogo “Indiana Jones” simplemente no me va (aunque es muy potente en la sociedad).

A inicios de 2011 decidí dar el segundo giro a mi vida profesional, dejé mi zona de confort como director de un museo comunitario en México y me planteé estudiar el Máster en Gestión de Instituciones y Empresas Culturales de la Universidad de Barcelona en el IL3, inicié a distancia planteándome la autofinanciación mediante un plan de finanzas personales a dos años mientras trabajaba en zonas marginadas del sur de México. ¡La Contaduría aplicada en mi mismo daba sus resultados!

En 2012 una plática en México del profesor del Máster y gestor cultural Ángel Mestres fue otro momento de cambio de paradigma: hacer el segundo año del Máster en Barcelona, “saltar el charco” como decimos en México, dejar la nueva zona confort y hacer otro sueño realidad: estudiar y vivir en Barcelona.

El Patrimonio Mundial en Cataluña

Siguiendo mi motivación inicial decidí hacer mi trabajo final de Máster sobre el Patrimonio Mundial en este territorio, por lo que me avoqué a generar sinergias colaborativas con los stakeholders de las instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil para recorrer los sitios, elaborar encuestas, registrar fotográficamente el uso del emblema y valores que tienen estos sitios excepcionales y universales; todo bajo la dirección del Dr. Jordi Tresserras Juan, profesor del Máster y Director del LABPATC.

Recorrí todos los sitios en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO abiertos al público, desde el Arte Rupestre de Ulldecona y las montañas de Prades, hasta las iglesias románicas de la Vall de Boí, el Monasterio de Santa María de Poblet, el conjunto romano de Tarragona y por supuesto las Obras de Antoni Gaudí y el Hospital de Sant Pau y el Palau de la Música Catalana, excepcionales construcciones modernistas.

El resultado fue muy satisfactorio, pero había que asumir un papel propositivo y pasé de la descripción a la propuesta de mejora en algunas formas de gestión, por lo que a la vez que realizaba las visitas, elaboré un proyecto de patrocinio, uno de comunicación, uno de gestión estratégica y uno de turismo cultural.

En septiembre de 2013 entregué el documento final y un mes después recibí una excelente nota, pero la mejor recompensa ya la tenía: hacer un sueño realidad, aplicar lo aprendido en los dos años de estudios, conocer gestores con una calidad humana y capacidades extraordinarias y contribuir en la medida de mis posibilidades a la mejora en la valoración por parte del público de estos sitios que pertenecen a una lista en la que se incluyen entre otros, lugares como La Muralla China, el Taj Mahal, La Torre de Londres, el Coliseo Romano o el Palacio de Versalles, sitios icónicos de importancia internacional.

¿Y después?

Actualmente he concluido mis prácticas profesionales en un sitio Patrimonio Mundial obra de Antonio Gaudí, una gran oportunidad de desarrollar un Plan de Gestión Estratégica en una casa icónica en todos los sentidos. Las puertas de colaboración en más sitios y proyectos se están abriendo casi sin buscarlo debido a una coyuntura favorable: todos los sitios Patrimonio Mundial deben entregar el informe periódico a la UNESCO en 2014, por lo que el tema es pertinente y prioritario, lo cual me favorece.

Ahora que he cumplido un año en la ciudad Condal puedo ver el antes y el después y miro hacia adelante para seguir contribuyendo a mejorar la apreciación del Patrimonio y la Cultura, una tarea que nunca acabará pero que me ha dado las mayores satisfacciones profesionales y personales. Y mientras la crisis se establece en otros sectores, en el turismo no para de crecer y aún hay tela de donde cortar…

Artículos relacionados

7 Comentarios

Hola Amilcar:
Enhorabuena por conseguir tu sueño pero más aún por la vocación que expresas y que se manifiesta nada menos que por la conservación del Patrimonio Mundial.
Por otro lado, se ve que lo pasas muy bien con tu trabajo y las fotos expresan que tienes sensibilidad artística.
Ah! y enhorabuena por vivir en Barcelona.

Felicidades por tu relato.

Mirna Patricia Velásquez Arellano

Muchas felicidades , resumiste una trayectoria de mucho esfuerzo y tenacidad, pero con grandes satisfacciones. Te deseo un gran éxito y que continúes alcanzando tus metas. Lo mereces

Enhorabuena por tu recorrido y tu pasión Amilcar. Comprendo perfectamente lo que supone trabajar al servicio de la cultura puesto que pasé muchos años especializado en la fotografía de reproducción de obras de arte (http://www.fotografoprofesionalbogota.co/portafolio/fotografia-arte-reproduccion/).
Mucha suerte con lo que te depare 2014.

Yara Grace Archer Anaya

Amilcar, muchas felicidades por tu sólida trayectoria profesional, talentos como tu le hacen mucha falta a nuestro Estado de Veracruz, y claro a Xalapa!!

    Hola Yara, muchas gracias por tu comentario.
    Veracruz y su capital tienen mucho que enseñar también, pero creo que como todo en la vida, siempre será más lo que nos falta por aprender.
    Y en ello estamos, absorbiendo como esponja para aplicar en donde haga falta. Un abrazo. Saludos.

Envía un comentario

*