Alegría Alonso Baranguan. Alumna del Postgrado Desarrollo del Talento en las Organizaciones

Actualmente trabaja en FuturSkill donde coordina, gestiona e imparte proyectos de formación in company,
Entre sus competencias destaca el diseño de soluciones innovadoras para el desarrollo de personas, gestión del talento y orientación sociolaboral para profesionales en búsqueda activa de empleo, medición de clima laboral y asesoramiento para su mejora.
Colabora con Fundación Manpower.

Postgrado en Desarrollo del Talento en las Organizaciones

9 julio 2013

No existe gran talento sin gran voluntad.
Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.

A penas un mes acabado el Postgrado en Desarrollo del Talento en las Organizaciones, miramos atrás y nos preguntamos ¿De dónde sacábamos el tiempo para llegar a todo?

Cuando te planteas estudiar un Postgrado, hay muchas cuestiones que tienes en cuenta “que sea útil para mi carrera, mi desarrollo personal, para mi CV…”, “ que me ayude a hacer mejor mi trabajo”, pero no siempre haces la reflexión sobre las tardes que pasarás debatiendo sobre si el talento se desarrolla o se retiene. Y lo más importante, no sabes que esos serán los grandes momentos del viaje.

Dentro del grupo que este curso ha pasado por el Postgrado, hemos convivido profesionales que ya trabajamos en el Sector de Recursos Humanos, profesionales en transición dentro de su carrera profesional, curiosos por las nuevas tendencias en la Gestión… pero todos hemos terminado con una misma sensación: “Lo mejor ha sido descubrir al grupo humano y aprender de nuestros compañeros”.

Postgrado Desarrollo del Talento en las Organizaciones

El programa formativo ha permitido repasar conceptos básicos asociados a la gestión del talento y profundizar en aspectos clave como las tendencias relacionadas con el 2.0, la importancia de la formación para el desarrollo de las competencias o la necesidad de convertir a los RRHH en una función estratégica y clave dentro de las organizaciones hablando en términos económicos y sin miedo.

Los módulos que forman este Postgrado son impartidos por un amplio abanico de formadores quienes son parte de Departamentos de Recursos Humanos, Consultores Externos, Coachs e incluso Magos… a veces en solitario, pero en otras ocasiones en parejas o grupo. Gran variedad de puntos de vista, enfoques y experiencias que nos ayudan a aprender, a entender el tejido empresarial y cómo los círculos de profesionales de Recursos Humanos están formados por personas muy similares en busca de lo mismo: ayudar a que el individuo en la esfera profesional pueda ser, sentir y crecer mejor.

La formación presencial se complementaba con un Foro de Alumnos, a través del cual los profesores se comunicaban con los alumnos y se publicaban materiales. Dentro de las sesiones presenciales, se alternaban sesiones teóricas con otras puramente experienciales, a modo de entrenamiento de habilidades.

Postgrado Desarrollo del Talento en las Organizaciones

Establecer un lenguaje común fue imprescindible para poder afrontar después dinámicas, debates y el Proyecto de fin de Postgrado. Sobra decir que hay días en los que parece que el tiempo corre hacia atrás, y te oyes a ti mismo/a diciendo: “¿No puede durar un poquito más el descanso?…vengaaaa, vaaa, que no nos hemos acabado la merienda…” Recuperas las fechas de entrega de deberes y las llamadas nocturnas a tus compañeros: “umm, ¿has visto lo del ejercicio de análisis del vídeo? No me funciona el enlace….aaarrgggg”

El proyecto supone el último y gran esfuerzo. Por equipos se debe abordar una problemática que resolver con las herramientas y conocimientos adquiridos a lo largo de la formación. La libertad de elección de grupos, de temática y de elaboración facilitan el desarrollo, la creatividad en los abordajes y poder disfrutar del ejercicio.

Este es el momento clave, en el que tomas conciencia de cuánto has aprendido, te mimetizas con tus compañeros y derepente SKYPE en grupo te parece la mejor aplicación del mundo… El día de la exposición del proyecto y la última sesión  presencial se convierte en una despedida emotiva en la que destacan las sonrisas, los primeros síntomas de “que pena que ya se ha acabado”.

Tras esto, vuelves a tu día a día y las urgencias, tareas y complicaciones vuelven a llenar esas horas que recuerdas con sonrisa y que despiertan ¿De dónde sacábamos el tiempo para llegar a todo? La respuesta está clara, lo necesario para desarrollar el talento y aprender sobre él, tiene que ver con ese Factor X que nos lleva a vencer las dificultades, a superar retos que parecían imposibles y que se multiplica cuando se trabaja en equipo… la voluntad.

Artículos relacionados

11 junio 2019

¡Mejora tus relaciones por escrito!

Olga Vela
Toda actividad directiva requiere unas capacidades de comunicación y de relación imprescindibles. Desde dirigir una reunión, saber controlar una conversación,…
Leer más

Envía un comentario

*