Pere Quintana
Pere Quintana. Experto del Postgrado en Digital Marketing Management

Digital Marketing Director & Advisor

Tu oportunidad en la 4a Revolución Industrial

20 septiembre 2017

La Cuarta Revolución Industrial es la época que ahora empieza, que afecta a todos y la primera en que las oportunidades solo dependen de uno mismo.

El nombre 4IR no obedece a ninguna exageración futurista o concepto mediático como muchas palabras rimbombantes de moda. Es sin duda la época que estamos viviendo, la que probablemente genera más incertidumbre y la que, por estas mismas razones, es interesante conocer su significado, su contexto y las oportunidades que nos brinda para tomar mejores decisiones en la vida. Así pues, veamos de dónde venimos para ver dónde estamos y lo que nos viene.

Hay cuatro etapas socio-económicas relativas a revoluciones industriales que el mundo ha identificado como tales en la Edad Contemporánea. La Primera Revolución Industrial se inició a finales del siglo XVIII en Inglaterra y se extendió a Europa occidental y Norteamérica, es la primera que generó las migraciones que cambiarían la economía rural por un comercio urbano, industrializado y mecanizado (con, por ejemplo, la aparición de la máquina de vapor), se desarrolla el capitalismo y aparece el proletariado.

Le siguió en la misma línea pero mucho mayor en dimensión, entre finales del siglo XIX y el comienzo de la Primera Guerra Mundial, la Segunda Revolución Industrial, con la electrificación y la aparición de nuevos sistemas de transporte (el avión, el automóvil…) y comunicación (el teléfono, la radio, la televisión…), que produjeron la primera globalización tal como la entendemos y la emergencia de las nuevas potencias.

La Tercera Revolución Industrial es la que la mayoría hemos vivido. Se considera -a partir del concepto de Jeremy Rifkin- como la científico-tecnológica que se inició en los años 60 en Europa, Estados Unidos y Japón. Aparecen las denominadas nuevas tecnologías, Internet y la explosión de la globalización, propiciando el aumento de la demanda global y la clase media. Hacia finales del siglo XX aparece el Taylorismo Digital como denominación de una organización del trabajo basada en la digitalización, deslocalización y abaratamiento del salario por la competencia mundial.

4IR

Hoy estamos en la Cuarta Revolución Industrial (4IR) que a diferencia de las anteriores, que fueron de carácter eminentemente técnico y tecnológico, está basada en la conjunción mediante la conectividad de los mundos físicos, digitales y (también) biológicos, impactando en todo tipo de disciplinas, economías e industrias.

Es sin duda “una oportunidad” como resaltó el Profesor Klaus Schwab -Fundador y Executive Chairman del World Economic Forum– en el Foro de Davos de 2016. Es la primera vez que estas nuevas tecnologías tienen el potencial no solo de aumentar la eficiencia de la economía si no de mejorar drásticamente la comunicación entre seres humanos para resolver conflictos y regenerar el ecosistema natural.

Esta oportunidad viene pues protagonizada por la conectividad ¿En qué nos afecta a los ciudadanos de a pie?

Para empezar en la formación y aprendizaje de aquellas disciplinas que son hoy tan demandadas por el mercado como urgentes de equilibrar por parte de los gobiernos. Casi la mitad de las empresas europeas no encuentra trabajadores cualificados para los puestos de trabajo creados (fuente European Commission of Employement, Social Affrairs, Skills and Labour Mobility) y esto es especialmente grave en los conocimientos digitales. Por otro lado, nunca ha sido tan sencillo disponer de conocimientos de calidad, accesibles desde cualquier parte del mundo, flexibles a cualquier horario, adaptable a cualquier nivel de dedicación y velocidad de aprendizaje y competitivo en el coste que una formación de este tipo representaba hace apenas diez años.

Por parte de las compañías europeas, el reciente estudio Digital and e-Commerce Iniciatives: Present and Future de Mario Capizzani y Pablo Foncillas, confirma la voluntad de madurez digital de las empresas. La previsión de aumento de las ventas online reforzadas por las ventas Omnicanal (aquellas que son consecuencia de una experiencia combinada entre lo que ocurre en Internet y en las tiendas físicas) afecta en particular a los departamentos de ventas, marketing y tecnología. Para aprovechar las oportunidades de este crecimiento se impondrá una reorganización y ampliación del personal cualificado, ya sea contratando directamente profesionales o a través de la externalización de recursos.

Por último y no menos importante, la adaptación a estas nuevas fórmulas de formación continua, habilidad en el entorno digital, trabajo a distancia, auge del trabajo alternativo –un modelo más flexible, competitivo y de supervisión limitada-, remuneración por resultados u otros, es esencial para tomar conciencia no solo del mundo laboral en el que vivimos sino también del que vamos a vivir en el futuro inmediato.

Comprender de dónde venimos es el primer paso para tomar conciencia, respeto y admiración por lo que hoy podemos conseguir.

Si estás leyendo estas líneas es porque esta Cuarta Revolución Industrial es tu oportunidad para aprovechar unas posibilidades que nunca antes han existido en la historia de la humanidad. Una nueva manera de entender la sociedad y los mercados, un nuevo enfoque para tu cultura del esfuerzo en el entorno laboral y una nueva perspectiva para tomar decisiones y asegurar el futuro.

¿Sabías que...?

Pere Quintana es experto del Postgrado en Digital Marketing Management que se presenta como el más completo y avanzado del mercado. Completo por su estructura centrada en adquirir profundos conocimientos de forma rápida y progresiva, sea cual sea tu nivel previo. Avanzado por aportar altas competencias en Data como factor clave de alto valor en los profesionales de hoy, así como herramientas para la toma de decisiones, facilitando el criterio y rigor exigido en la relación con tus superiores.

Artículos relacionados

11 junio 2019

¡Mejora tus relaciones por escrito!

Olga Vela
Toda actividad directiva requiere unas capacidades de comunicación y de relación imprescindibles. Desde dirigir una reunión, saber controlar una conversación,…
Leer más

Envía un comentario

*