Rodolfo Tesone. Director del Máster en Derecho Digital y Sociedad de la Información

Fundador y Presidente de ENATIC Abogacía Digital. Abogado con más de 15 años de experiencia y Socio Director de Digital Law Consulting

¡Abogado! Tu mundo ha cambiado ¿Eres ya digital?

15 julio 2016

Tal y como explica Rodolfo Tesone, Director del Máster en Derecho Digital y Presidente de ENATIC, “Digitalandia” es este nuevo mundo lleno de entes digitales donde vivimos nuestro día a día. Un espacio ocupado por personas de verdad con actividad virtual, que creen tener los derechos y obligaciones del mundo real, y que, sin embargo, “no son más que mercancía de datos en un universo online lleno de relaciones jurídicas aún por resolver”.

Porque en “Digitalandia” a diario se plantean innumerables conflictos en campos como la privacidad, el comercio electrónico, la fiscalidad, la reputación online, el notariado electrónico, la facturación digital, los ilícitos informáticos, la propiedad intelectual, y un largo etcétera de disciplinas a las que se añaden hoy las provenientes de la cuarta revolución industrial.

Y es que la adopción intensiva por parte del sector productivo de avances como la robótica, la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas, la realidad virtual, las impresoras 3D, la bio y nanociencia, el big data o los drones llegan para plantear nuevos y complejos desafíos jurídicos. Todas actividades totalmente legales que, pese a serlo, se desarrollan en una situación de completa alegalidad.

Según Tesone, se espera para los próximos años un cambio de paradigma de la praxis jurídica. “Los abogados que estén preparados para este nuevo escenario, aquellos que incorporen en su día a día un plan de formación y actualización constante, que actúen rápido y en la dirección correcta, serán los que sobrevivan”. Porque, tal y como detalla el jurista Richard Susskin, el mundo de la abogacía cambiará más en los próximos dos años que lo que lo ha hecho en los últimos dos siglos.

Rodolfo Tesone

Nuevas disciplinas (o nuevas oportunidades de negocio) para el abogado digital

  • Derechos fundamentales de cuarta generación
  • e-Democracia
  • Ciberdelitos
  • Ciudadanía digital
  • e-Administración
  • Neutralidad de la red
  • Teletrabajo y e-Contratación
  • Protección de activos digitales
  • Evidencias electrónicas y ciberdelitos
  • e-Fiscalidad

Además del dato y sus 4 “V” ­­­–volumen, variedad, velocidad y valor– que es el gran maná de la nueva economía, el mundo vive la que según Tesone es una de las mayores migraciones de la historia, la del mundo real al mundo digital. Y allí, en el territorio online, opera una suerte de Far West: sí que hay legislación, pero es estatal en un espacio virtual sin fronteras; sí que hay jurisdicción, pero desde una perspectiva territorial; sí que hay doctrina, pero está dispersa… Y lo mismo para los procesos: si para un delito en el mundo real tenemos un supuesto, un delito, un delincuente, un juzgado, un fiscal, un abogado, y un juez, todo en singular, en el mundo digital todos esos eslabones se pueden multiplicar por cien. “O encontramos mecanismos automatizados de resolución de conflictos o la administración de justicia será incapaz de dar respuesta a la ciudadanía”

¿Game over? ¡No! El abogado digital tiene es la figura capaz de sistematizar este caos. Cuenta con conocimientos en el mundo del derecho y en el ámbito digital, y una actitud positiva tendiente a simplificar consiguiendo ser un aliado clave del negocio.

Retos para el abogado en el entorno digital

  • Conseguir invertir la actual tendencia de trabajar más por menos. Aumentar la rentabilidad y avanzar hacia la comoditización de los servicios profesionales han de ser dos de las prioridades del abogado digital. De la misma manera que lo hicieron los abogados fiscalistas o laboralistas en su día: convirtiéndose en imprescindible para sus clientes dese el inicio del proceso de negocio.
  • Hacer frente a la liberalización de la profesión. Ser conscientes que el entorno de la abogacía ha cambiado, que ya no hace falta estar colegiado, o ni siquiera ser abogado, para implementar sistemas de prevención del delito o cumplimiento en materia de protección de datos, ni tan siquiera para redactar unas cláusulas de condiciones generales de contratación. Por lo mismo, la propuesta de valor del abogado debe ir hacia la sistematización del caos para ofrecer seguridad y tranquilidad al cliente.
  • Digitalizarse. Ser abogado digital no quiere decir tener un perfil en redes sociales o trabajar la propia imagen digital. Es eso y, además, utilizar las herramientas digitales en todo el proceso de prestación de servicios legales.
¿Sabías que...?

Rodolfo Tesone es el Director del Máster en Derecho Digital y Sociedad de la Información que aporta herramientas prácticas para liderar la adaptación a los nuevos retos jurídicos que presentan las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación). Este Máster prepara a los futuros expertos en el desarrollo de políticas en los distintos ámbitos del Derecho Digital.

Artículos relacionados

Envía un comentario

*