Vega González. Directora del Postgrado en Adicciones Comportamentales y Manipulación Psicológica

Psicóloga clínica. Experta en adicciones comportamentales y manipulación psicológica. Directora/gerente de AIS (Atención e Investigación de Socioadicciones).

Adicciones Comportamentales: señales de alarma y prevención

25 octubre 2018

La comunidad científica actualmente acepta que las adicciones no se centran solo en los comportamientos que tengan relación con la ingesta de sustancia. Existen prácticas o rutinas de conducta, en principio inofensivas, que en función de la frecuencia e intensidad con la que se realizan, junto con determinadas circunstancias, pueden derivar en una adicción. En este caso estaríamos hablando de adicciones comportamentales, en las que, entre otros aspectos, no hay ingesta de sustancia (principal diferencia con las conductas drogodependientes).

Aun existiendo el reconocimiento y aceptación de algunas de estas adicciones por la mayoría del colectivo científico, en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Salud Mental en su postrera versión (DSM-5, 2013) solo se ha reconocido como adicción comportamental, el “Trastorno de Juego por apuesta” (Juego Patológico) dentro de la categoría “Trastornos no relacionados con sustancias”; sin embargo en la sección III de dicho manual que reserva algunos trastornos que requieren más estudio, se ha insertado el “Trastorno por adicción a videojuegos en línea”.

Por otra parte, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado recientemente (mayo 2018) su CIE-11 (Clasificación Internacional de Enfermedades) incluyendo el “Trastorno por videojuegos” dentro de la categoría “Trastornos debidos a comportamientos adictivos”. Así mismo ha incorporado la “Compulsión sexual”  aunque no en la categoría de comportamientos adictivos, si no como un “Trastorno del control de los impulsos”.

La inclusión de estas adicciones comportamentales en estos manuales clínicos indica que en estos momentos hay un interés por parte de la comunidad científica en avanzar hacía el concepto de Adicción Comportamental y en la posible incorporación de otras adicciones de este tipo en dichos manuales clínicos.

Características de las Adicciones Comportamentales

Las adicciones comportamentales tienen muchas características en común con las adicciones a sustancias:

  • Pérdida de control sobre la conducta o actividad.
  • Dependencia psicológica.
  • Tolerancia (necesidad de aumentar el tiempo dedicado a la actividad para sentir el mismo placer que al principio, o evitar el displacer).
  • Pérdida de interés por otras actividades o conductas que antes eran placenteras para la persona.
  • Interferencia en la vida cotidiana, que puede llegar a ser grave.

Sin embargo hay una característica que las diferencia claramente y es:

  • Que no hay ingesta de sustancia.

Señales de alarma

Hay una serie de alarmas que nos deben poner en alerta ante una situación de abuso o adicción comportamental; a continuación se exponen algunas de ellas:

  1. Dedicación a la actividad o conducta, que va aumentando progresivamente en detrimento de otras actividades vitales o diarias.
  2. Falta de control sobre la conducta o actividad en cuanto al inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto en qué se realiza la conducta.
  3. Seguir realizando la conducta o actividad problemática pese a tener consciencia de las consecuencias negativas que esta conlleva.
  4. Aislamiento familiar y social.

Acción preventiva

La prevención debe llevarse a cabo en diferentes entornos:

  • Entorno individual:tener un buen concepto de sí mismo, habilidades sociales, valores, asertividad.
  • Entorno social: tener una buena red de amigos, practicar alguna actividad gratificante.
  • Entorno familiar: comunicación familiar positiva, establecer límites, relación familiar cercana.
  • Entorno escolar y/o laboral: buen clima escolar o laboral, buena comunicación.

 

¿Sabías que...?

Vega González-Bueso es Directora del Postgrado en Adicciones Comportamentales y Manipulación Psicológica que prepara para tratar este tipo de trastornos no solo en la teoría, sino también en la práctica, a través de ejemplos clínicos y educativos. El programa ofrece los conocimientos y herramientas necesarios para llevar a cabo tareas de intervención y orientación, así como acciones de prevención y evaluación de los casos.

Artículos relacionados

9 febrero 2018

La Ética y La Estética de la PNL

María A. Clavel Álvaro
Ser usuario de la PNL significa completar conscientemente tu natural apertura al cambio, cultivando el hábito básico del aprendizaje y…
Leer más

Envía un comentario

*