Clara Cordero. Experto del Postgrado en Digital Learning y Experiencias de Aprendizaje Emergente

Formadora y facilitadora. E-learning (diseño) e Innovación educativa. #Knowmad. Curiosa del juego/videojuego (narrativas). Gamificación, Visualthinking y estrategias de aprendizaje.

El Escape Room: Un nuevo método de aprendizaje

2 abril 2019

En los últimos años, el sistema educativo ha ido introduciendo nuevas formas de aprendizaje. No todo se aprende a través de los libros de texto, otras experiencias como la gamificación resultan más motivadoras para los alumnos. Los alumnos del Postgrado en Digital Learning y Experiencias de Aprendizaje Emergente pudieron conocer una de estas experiencias con el Webinar “Escape room educativo: una experiencia donde escapar es la clave para aprender”, que ofreció la maestra de educación infantil y diseñadora de experiencias de aprendizaje, Clara Cordero.

Para ésta, un Escape room es “Una experiencia lúdica inmersiva de resolución de problemas”. Precisamente pone énfasis en dos de esos términos  a lo largo de su presentación. Según explica Cordero, la experiencia lúdica motiva, y la resolución de problemas permite al alumno adquirir competencias y habilidades.

Durante una hora, la experta en diseño de experiencias de aprendizaje explicó las bondades de este juego en la educación y dio algunas claves para preparar la experiencia.

¿Qué hay que tener en cuenta cuando se prepara un Escape Room?

Para Cordero hay 4 elementos que hay que tener en cuenta cuando se prepara un Escape Room:

  1. Los objetivos: Dentro de este apartado Cordero explica que es importante “tener claros los objetivos didácticos”, ya que cada contenido trabajado necesitará unas pruebas diferentes. También es necesario saber las competencias que se quieren trabajar, como por ejemplo el trabajo en equipo i la cohesión entre sus miembros. Finalmente, la experta recomienda tener claros unos objetivos narrativos que sean seductores para los alumnos en función de su franja de edad. “En educación infantil, por ejemplo, no recomendaría crear una narrativa de miedo”, asegura Cordero.
  2. El espacio: “Las aulas son difíciles y antipáticas a la vista, hay que jugar con la imaginación”, explicaba la experta. También destacaba la importancia de no superar los 60 minutos de juego, ni reducirlo a menos de 45. También son importantes las reglas, de las que Cordero dice que tienen que ser “muy concretas”.
  3. La narrativa: la historia tiene que motivarles, y la experiencia tiene que ser distinta a los libros de texto. Cordero recomienda introducir momentos que les impacten y les sorprendan. En este apartado también es clave la figura del profesor. “Éste siempre está facilitando la experiencia y acompaña a los estudiantes”, explicaba Cordero.
  4. Finalmente, la experta recomendaba tener en cuenta los recursos digitales y analógicos de los que se dispone en el aula, para poder introducir más pruebas.

La estructura de un buen Escape Room educativo

Cordero plantea que un Escape Room debe tener un hilo conductor y una estructura muy bien delimitada. El primer paso es plantear un conflicto que se tiene que ir resolviendo prueba a prueba. La narrativa será el eje central, ya que “si tienes ésta, sale todo lo demás”.

También son importantes las reglas, ya que lo más importante es marcar unas pautas que se deben seguir en el juego.

En cuanto a las pruebas, Cordero recomienda que todas sean diferentes y que se utilicen diferentes códigos y mensajes. La experta habló de QR humanos, rascas, sopa de letras, puzles o crucigramas. En este sentido, ella no recomienda más de 7 retos en un Escape de 45 minutos de duración.

Las competencias aprendidas

Para Cordero, los Escape Room son una forma lúdica de trabajar las competencias de los alumnos y permite al profesor ver como funciona el grupo. “El Escape Room es un aprendizaje basado en fragmentos y minimiza el impacto cognitivo de las cosas que aprenden; el Escape Room lo desglosa y van aprendiendo poco a poco, según van avanzando en el juego”, aseguraba Cordero.

Según explica la experta, con esta experiencia “el cerebro va ampliando miras” y se van asumiendo conocimientos. “Aprendes a pensar y a conectar las ideas que tienes con el contexto”, explicaba Cordero.

Otra de las competencias que destacaba, era la posibilidad de trabajar en grupo. Para la experta, un Escape Room permite mejorar la comunicación. “La cohesión y la comunicación son esenciales, tienen que estar hablando continuamente”, aseguraba. Ella remienda generar pruebas en diferentes grupos y finalmente una para todo el aula.

¿Sabías que...?

El Postgrado en Digital Learning y Experiencias de Aprendizaje Emergente es una evolución natural del Postgrado en Diseño y Edición de Acciones Formativas Online, adaptando sus contenidos y metodología a los avances de la tecnología y del conocimiento, de la neurociencia, de las teorías psicológicas y pedagógicas, los cambios sociales, etc. En definitiva, guiar el cambio y la transformación de la nueva formación.

Artículos relacionados

Envía un comentario

*