Curcu Codina Fortuny. Ex alumna del Máster en Dirección de Instituciones Educativas

Jefe del departamento de matemáticas en Internacional School Nadi

“Necesitaba una formación más sólida a nivel de liderazgo y dirección para seguir con mi carrera profesional”.

24 julio 2018

Entrevistamos a Curcu Codina Fortuny, ex alumna del Máster en Dirección de Instituciones Educativas. Tras una trayectoria de más de 20 años en el sector, actualmente vive en las islas Fiji donde trabaja como jefe del departamento de matemáticas en un centro internacional: Internacional School Nadi.

Antes de comenzar cuéntanos, ¿cuál ha sido tu trayectoria profesional y dónde trabajas en la actualidad?

Llevo más de 20 años en el mundo de la educación, y los últimos 10 en escuelas que imparten el currículo del Bachillerato Internacional. Esto me ha permitido poder viajar a diferentes países, conocer diferentes culturas e intercambiar enfoques de enseñanza y aprendizaje desde una perspectiva más amplia. Soy una apasionada de la educación en cualquiera de sus facetas y durante mi trayectoria profesional he desempeñado diferentes roles, desde profesora a miembro del equipo directivo. Aunque suene algo extraño, a la hora de decidir mi próximo destino, me centro más en los nuevos retos que nos puede aportar a mi familia y a mí el poder vivir una nueva experiencia, que la función que voy a desempeñar en el centro elegido. Es importante mantener un equilibrio entre la vida personal y profesional. Esta manera de pensar me ha llevado hasta las Islas Fiji, donde estoy trabajando como jefe del departamento de matemáticas en un centro internacional.

¿Cómo son tus alumnos y tus compañeros en la escuela?

El centro donde trabajo actualmente, es un centro privado que imparte el Bachillerato Internacional desde los 3 a los 18 años. Entre los 200 alumnos que tiene el centro están representadas entre 15 y 20 nacionalidades diferentes dependiendo del año, con todos los retos y la riqueza que esto representa. Un tercio del profesorado también es extranjero y proveniente de diferentes países y continentes. Como os podéis imaginar, la tolerancia y el respeto a las demás culturas es un punto importante, tener la mentalidad abierta, ser empático y colaborador son vitales para la convivencia. Esta diversidad se refleja sobre todo en las actividades que se realizan en el centro, en las cuales siempre están representadas las diferentes culturas de la comunidad aportando tradiciones de los países polinésicos o países como China, Corea, Japón, Francia, Rusia, Nueva Zelanda, Australia, India, entre otros. La lengua vehicular del centro es el inglés, pero el nivel de inglés de los estudiantes es muy diverso por lo que a veces, como profesores, debemos ser muy creativos a la hora de impartir las clases. Otra característica del centro es la gran movilidad de alumnado y profesorado. Esto es debido a que en la comunidad escolar hay un grado elevado de padres que se dedican o al turismo o trabajan en compañías aéreas, por lo que los puestos son temporales. Se puede decir que cada trimestre, llegan entre 5 y 10 familias nuevas y otras tantas se van.

¿Cómo es el sistema educativo fijiano?

El sistema educativo fijiano es muy parecido al nuestro, tanto en estructura como en contenido, y se enseña aún de una forma muy tradicional, por lo que he podido investigar. Pero la verdad es que no he profundizado mucho en ello ya que la escuela donde trabajo no imparte el sistema nacional del país, solo imparte el IB.

¿Por qué elegiste el Máster en dirección de Instituciones educativas de IL3-UB?

Cómo ya he dicho he trabajado en diferentes centros y ejerciendo diferentes roles, y necesitaba una formación más sólida a nivel de liderazgo y dirección para seguir con mi carrera profesional. Debido a mi movilidad necesitaba buscar un máster online y en internet encontré el Máster en Dirección de Instituciones Educativas con un buen contenido y a un precio razonable. Además, una vez hecho el curso, puedo decir que con un buen cuerpo de profesores y un buen programa. La verdad es que he disfrutado mucho realizándolo, aunque a veces no ha sido fácil compaginar trabajo y estudio.

¿En qué te ha ayudado el máster en tu desarrollo profesional y personal?

Me ha ayudado para consolidar mis conocimientos y experiencia y me ha dado la solidez en otras áreas diferentes de la académica para poder enfrentarme a nuevos retos y expectativas a nivel de liderazgo y dirección. Aunque he trabajado en el equipo directivo, lo he hecho como directora académica focalizándome pues en esta área. El máster me ha completado los conocimientos en otros roles y funciones a nivel de dirección con los cuales no estaba tan familiarizada. Me ha dado una visión global de lo que representa ser líder en un centro y me ha ampliado las miras. A veces, uno se preocupa de su parcela y no entiende las decisiones tomadas desde la dirección precisamente porque no tiene la visión global del centro. Me encanta salir de mi círculo de confort y tener que afrontar nuevos retos y el máster me ha dado más herramientas para ello.

¿Qué otras competencias y habilidades están siendo claves para tu día a día?

Una de las competencias que considero más importantes hoy en día es la comunicativa. Debido a las características del centro, la buena comunicación es muy importante, saber que te han entendido y que has entendido a los demás facilita el trabajo del día a día. Durante la realización del máster he tenido que trabajar en equipo con compañeros y compañeras que estaban literalmente a la otra punta del mundo y esto me ha obligado a mejorar mis habilidades blandas y saber comunicar mis opiniones sin imponerlas y sin herir los sentimientos de los demás. Ampliar mis conocimientos en el área del liderazgo me ha permitido mejorar mis habilidades de análisis y evaluación, siendo más asertiva en la toma de decisiones. Finalmente, el máster me ha dado la seguridad para ser más proactiva en el área de la creatividad y la innovación educativa, dos aspectos que actualmente están muy valorados en el campo de la educación.

¿Qué particularidades tiene cultural y geográficamente tu trabajo en ese contexto?

La cultura y la gastronomía del país es una mezcla entre la polinésica y la hindú. Esto es debido a que cuando Fiji formaba parte de las colonias inglesas, hubo una fuerte
migración de hindús para cultivo de la caña de azúcar, una de las principales industrias del país. Ahora representan un 40% de la población. En los últimos años el turismo en las islas se ha disparado y con él se han instalado en el país gente proveniente de otros países aumentando las nacionalidades representadas en las aulas del centro.

Fiji es un conjunto de islas y un país en vías de desarrollo, por lo que no siempre es fácil encontrar los recursos o infraestructuras a los que estamos acostumbrados si provenimos de países desarrollados. El tiempo para que nos llegue el material o los recursos del extranjero cuesta de predecir. Se vive en “Fiji Time”. A modo de ejemplo, encontrar queso, no es fácil y a demás al ser importado el coste es 3 veces al que estamos acostumbrados. Algo como la recogida de basuras se realiza en Nadi solo desde principios del 2017 y un día a la semana. Esto significa que debemos congelar todo lo orgánico ya que con temperaturas de entre 20 y 30 grados os podéis imaginar los olores. Hay solo una carretera principal que da la vuelta a la Isla y la velocidad máxima del país es de 80 km/h. Nos encanta ir a una playa que está a 40 km de casa y tardamos una hora en llegar. Pero también hay playas espectaculares, es verano todo el año y la temperatura del mar es alta por lo que puedes pasarte en el agua haciendo “snorkeling” durante horas en fondos marinos de corales y peces tropicales. Las frutas y verduras son de temporada y muy sabrosas. Nadi, debido a que tiene el aeropuerto internacional y llega todo el turismo extranjero es una ciudad muy segura, tienen especial cuidado para dar una buena imagen. En Fiji, la gente es feliz y transmite esta felicidad a su alrededor. La gente es amable hasta conduciendo.

¿Sabías que...?

Curcu Codina Fortuny es ex alumna del  Máster en Dirección de Instituciones Educativas de la Universitat de Barcelona. El Máster se plantea con una orientación profesionalizadora. El programa te aportará herramientas para que superes los retos actuales de la gestión, administración y dirección de centros educativos. Orientado a la práctica, el programa te aportará las habilidades y los conocimientos necesarios, potenciando tus capacidades para superar los retos del día a día en un centro educativo.

Artículos relacionados

Envía un comentario

*