Jaime del Barrio. Experto en Postgrado en Farmacogenética, Farmacogenómica y Medicina Personalizada

Especialista en Medicina Interna. Máster Ejecutivo en Política Sanitaria y Gestión de Organizaciones Sanitarias. Máster Ejecutivo en Dirección y Gestión de II.SS. Profesor de la Universidad Carlos III, EPHOS, la Universidad de Castilla La Mancha, la Escuela de Organización Industrial (EOI) i el Instituto de Empresa (IE). Director general del Instituto Roche. Coach de los Regional Business Leader de Roche España.

En 2020 la medicina personalizada será algo cotidiano en los sistemas de salud

30 enero 2013

En marzo empieza la primera edición del Postgrado en Farmacogenética, Farmacogenómica y Medicina Personalizada que IL3 ofrece respondiendo a la necesidad de formar a los especialistas en estos nuevos campos que, cada vez más, van ocupando un lugar importante en las investigaciones médicas y farmacéuticas. Nos complace citar un fragmento de la entrevista con uno de los expertos que participaron en el diseño del programa, Jaime del barrio, realizada por NEKANE LAUZIRIKA y publicada en Noticias de Guipuzkoa. Aquí podéis encontrar el artículo completo.

¿Existe la enfermedad o lo que existe únicamente es el enfermo?

Un objetivo de la medicina, de los médicos y de los pacientes era que no había enfermedades sino enfermos. Históricamente era un dicho, pero se ha convertido en una realidad. ¿Por qué? Porque cada persona enferma reacciona de forma diferente ante un oncogen o una infección. Responde de manera distinta a un mismo germen y también de manera diferente a un medicamento. Desde hace 10 años que empezamos a conocer una pequeña parte de la secuencia de nuestro genoma, empezamos a conocer por qué sucede esto. Una vez que seamos capaces de saber del todo por qué sucede se podrán clasificar mejor las enfermedades, hacer tipos o subtipos de dolencias, identificar posibles dianas que nos permitan diagnosticar de manera más certera. Podremos diseñar una nueva molécula de manera más segura y eficaz. Esto es ahora mismo lo que está cambiando. Y nos permite decir ya que no hay enfermedades sino que hay enfermos.

Se escucha mucho hablar de medicina personalizada (individualizada) pero, ¿qué expresa exactamente este concepto?

Por un lado se refiere al trato personalizado de un paciente, el trato cercano, que siempre ha sido una buena práctica de la relación médico-paciente. En la actualidad está más de moda el término de medicina personalizada ligado al sustrato genético de cada persona, de cada individuo y también del perfil molecular de cada paciente. En el siglo en el que estamos lo entendemos como ese conocimiento del sustrato genético del individuo y del perfil molecular de las enfermedades que nos permite diagnósticos más certeros y tratamientos más seguros y eficaces.

¿Desde cuándo y por qué se habla ahora de medicina personalizada?

Si somos rigurosos, a principios del siglo pasado ya se empezó a hablar de individualidad química. Ya éramos capaces de identificar algo en un sustrato pequeño de nuestro organismo que nos permitía identificar por qué éramos diferentes y por qué podíamos hablar de individuos. Pero no es hasta el 2001/2002 cuando se consigue la primera secuencia-consenso de un genoma humano después de muchos años de trabajo, mucho coste económico, muchas instituciones investigando.

En estos diez años se ha avanzado muchísimo y a finales de 2012 se secuenciaban más de 300.000 genomas humanos completos. Esto significa millones y millones de información.

¿Con tanta información, cuál es el gran reto ahora mismo?

Identificar todo esto, clasificarlo y saber el papel que representa cada parte del genoma. ¿Por qué hablamos de esto? Porque empezamos ya a entender el porqué se producen algunas enfermedades y también a prevenirlas, como la fibrosis quística, y en otras se comienzan a diseñar elementos diagnósticos y tratamientos dirigidos a ese grupo pequeño de individuos. Cuando hablamos de medicina personalizada ahora y, de hecho, es otro término que también se ha acuñado hablamos de medicina segmentada, de manera que no hay un medicamento para cada individuo pero sí para el grupo de pacientes con perfiles genéticos similares.

¿Asistimos a un cambio paradigmático de la medicina?

Un cambio que empezó hace diez años. Ahora empezamos a tocar con la punta de nuestros dedos lo que será una extensión de toda la forma de diagnosticar y tratar en toda la práctica clínica. Los expertos a nivel mundial estiman que será en el año 2020 cuando esta nueva forma de tratar sea algo cotidiano y usual en los sistemas sanitarios en el mundo desarrollado.

Artículos relacionados

2 Comentarios

En la sociedad actual, con la crisis que hay y la corrupción del sistema lo dudo mucho. Si acaso iremos a peor yo creo. Cada vez se recorta mas en salud y es lo único importante realmente.

Ojala esa aparente utopía se convierta en realidad, sobre todo en los sistemas de salud pública donde tantas falencias tenemos

Envía un comentario

*