Marsia Ellina, Marta Viladot, Gemma Mas y Natasha Yefimenko.

Marsia Ellina y Natasha Yefimenko forman parte del Departamento de Proyectos Internacionales del IL3-UB. Marta Viladot y Gemma Mas pertenecen al Departamento de Innovación, Calidad, Diseño y Producción del IL3-UB.

El IL3-UB respalda y fomenta el diseño de cursos de formación continua en Moldavia

23 marzo 2021

La Unión Europea tiene la formación continua (LifeLong Learning, LLL) como una de sus prioridades por considerarla fundamental para mejorar tanto las competencias de los profesionales como su capacidad de adaptación a situaciones económicas difíciles. Con este fin, promueve la colaboración entre los Estados miembros e instaura políticas para implementar la formación continua en varios países. Como es el caso del proyecto COMPASS.

Contexto del proyecto COMPASS

La oferta de formación continua universitaria en Moldavia todavía no está bien establecida, ya que no existe ninguna hoja de ruta relativa a su implementación. Si bien hay distintas instituciones en el país que ofrecen cursos de formación continua, estos cursos se incluyen en los planes de estudio y en las estructuras tradicionales de la oferta educativa general.

El IL3 tiene más de 25 años de experiencia en formación continua, con una oferta educativa de más de 300 programas pertenecientes a distintas áreas de conocimiento. Su objetivo es ofrecer oportunidades de crecimiento personal y profesional, además de preparar a los estudiantes para ser más competitivos en el mercado. El IL3 forma parte del consorcio del proyecto COMPASS, destinado a crear un marco de trabajo para reformar la formación continua en las instituciones de enseñanza superior de Moldavia, al que aporta experiencias, conclusiones extraídas y mejores prácticas en este ámbito.

Mejora de las capacidades institucionales necesarias para implementar la reforma de la formación continua

Una de las acciones orientadas a reforzar las capacidades institucionales moldavas para implementar la reforma de la formación continua consistía en una serie de sesiones de formación dirigidas al personal docente de enseñanza superior. Inicialmente, estas sesiones se pensaron para ser presenciales, pero debido a la crisis de la COVID-19 fue necesario desarrollar un curso en línea.

El IL3-UB junto con la Universidad del Danubio Krems (DUK) y la Universidad de Graz fueron los socios encargados de diseñar y llevar a cabo la COMPASS Online Summer School, un Small Private Online Course (curso en línea privado con un número reducido de participantes) que sirvió como alternativa para formar al personal docente en el ámbito de la enseñanza superior en Moldavia.El curso empezó el 1 de julio y finalizó el 1 de octubre de 2020,y consistió en 18 horas de aprendizaje teórico para los 80 participantes, complementadas con el refuerzo y las valoraciones de equipos de tutores de Barcelona, Krems y Graz.

Estos equipos de tutores crearon un proceso de diseño instruccional y guiaron a los participantes por los distintos pasos, desde la elección del tema y la definición del alumnado objetivo y de los conocimientos previos hasta la descripción de los resultados del aprendizaje y la elección del mejor enfoque pedagógico, las fuentes y los métodos de evaluación.

Al finalizar la formación en la Summer School, los participantes habían adquirido los conocimientos necesarios para diseñar su propio curso de formación continua. Como resultado, se presentaron a evaluación un total de 30 diseños de cursos de formación continua. Los participantes recibieron valoraciones por escrito sobre sus diseños, y se organizaron sesiones virtuales individuales para comentarlos e intercambiar opiniones oralmente.

Mejores prácticas y la oportunidad de la crisis de la COVID-19

El diseño de la COMPASS Online Summer School se concibió como solución alternativa a la imposibilidad de llevar a cabo formación presencial. Durante la crisis causada por la pandemia, todos hemos sido testigos de la rápida digitalización de la educación que, lejos de ser contraproducente, en la mayoría de los casos ha demostrado ser muy efectiva. En el caso de la Online Summer School, este aspecto fue valorado muy positivamente por los participantes y además supuso una oportunidad para utilizar recursos y herramientas digitales que quizá no se habrían utilizado en las sesiones presenciales. En este sentido, el curso cumplió implícitamente otro objetivo de desarrollo de capacidades, como es la capacitación digital de los participantes.

Estas son algunas de las herramientas y plataformas utilizadas:

  • Moodle
  • Articulate Rise
  • Padlet
  • Miro
  • Jumpboard
  • Mentimeter
  • Learning Snacks

El impacto de las acciones de desarrollo de capacidades

Las acciones de desarrollo de capacidades han demostrado tener un impacto notable tanto en personas como en organizaciones. La mayoría de los participantes de la Summer School consideraron que el curso les había proporcionado nuevas competencias y aptitudes para diseñar cursos de formación continua eficaces para sus alumnos, por lo que valoraron la experiencia como muy enriquecedora:

«Todavía tenemos poca experiencia en la planificación de programas; hasta ahora creábamos un contenido estándar, por así decirlo. A partir de ahora, cuando planifiquemos un curso intentaremos responder a la pregunta de cómo puede ayudar a los estudiantes a conseguir sus objetivos. Gracias por esta información tan interesante”.

«En adelante, cuando elabore un curso de formación continua, buscaré las herramientas digitales más adecuadas para añadirlas al proceso educativo. Sin duda, vuestras sugerencias me ayudarán a diseñarlo». 

«Gracias a COMPASS conocí la herramienta PADLET. Y pienso utilizarla en mi trabajo. Gracias”.

Asimismo, las acciones de desarrollo de capacidades también repercuten en los facilitadores, ya que promueven la reflexión sobre sus propios métodos y prácticas. Tal como Gemma Mas afirma sobre esta experiencia: “La participación del IL3-UB en la propuesta y evaluación de la Summer School nos ha recordado que durante todas las etapas del proceso de diseño instruccional es importante tener en cuenta la descripción del grupo objetivo (incluyendo puntos fuertes y puntos débiles) y los resultados de aprendizaje esperados. Un curso no se debe diseñar desde la perspectiva del contenido, sino pensando en sus futuros participantes (enfoque centrado en el estudiante)”.

  • Nota: El proyecto COMPASS está cofinanciado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea. El apoyo de la Comisión Europea a la producción de esta publicación no constituye una aprobación de los contenidos, que reflejan únicamente las opiniones de los autores. La Comisión no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí contenida.

¿Sabías que...?

Compass es un proyecto europeo dirigido por la Academia de Estudios Económicos de Moldavia. Se trata de una acción de desarrollo de capacidades que pretende fomentar la cooperación entre socios de la UE con el fin de apoyar a aquellos que se enfrentan a desafíos en la organización de sus instituciones de enseñanza superior. Incluye, entre otros, la mejora de la calidad de la enseñanza superior, el desarrollo de programas educativos nuevos e innovadores, y la modernización de los sistemas de enseñanza superior mediante políticas de reforma.

Artículos relacionados

21 diciembre 2021

La gestión del talento: Retos para 2022

Mónica Otero Bueno
ÍndiceSmart working y gestión del talentoNuevos espacios de trabajoLiderazgo híbridoAtracción y fidelización del talentoNuevos modelos de aprendizaje¡A por el chang…
Leer más

Envía un comentario

*