Sergi Hernández Baeza.

Centro coordinador del Programa de Vigilancia de las Infecciones Nosocomiales de Cataluña (VINCat), coorganizadores junto con el IL3-UB del Curso de Implementación de Programas de Optimización de Uso de Antimicrobianos (PROA)

El VINCat PROA abarcará todo el sistema sanitario, permitirá optimizar el uso de antibióticos y mejorará los resultados clínicos de los pacientes con infecciones

18 noviembre 2019

¿Qué es el VINCat y cuál su principal objetivo a nivel autonómico? 

El VINCat es un programa adscrito al Servei Català de la Salut que establece un sistema de vigilancia de las infecciones nosocomiales en los hospitales de Cataluña. Fue creado en febrero de 2006 para dar respuesta a la necesidad de dotarse de un sistema organizado de recogida sistemática de datos y aplicación de protocolos que abarcara toda la red hospitalaria de forma homogénea, con el objetivo de contribuir a reducir las tasas de infección nosocomial mediante una vigilancia epidemiológica activa y continuada.

Está formado por una Dirección, que se encarga del nombramiento del Comité Técnico, donde se incluyen expertos en diferentes especialidades, y que está respaldada por el Centro Coordinador.

El programa se fundamenta en el trabajo que realizan los profesionales de los equipos de control de infección de los centros de salud catalanes. Cada institución participante designa un representante que actúa como enlace entre el centro y el programa VINCat.

¿Qué labor ejerce el VINCat en la optimización del uso de antibióticos? 

El VINCat, a través del grupo de trabajo VINCat PROA, ejerce la labor de interpretar y decidir los indicadores e intervenciones para la mejora de los resultados en el uso de los antimicrobianos. Para ello se sirve del registro, validación y análisis de los datos subministrados por los grupos PROA de los centros participantes. Esta visión de conjunto le permite identificar posibles puntos de mejora y desarrollar intervenciones para corregir aspectos específicos del consumo de antibióticos. Un ejemplo de ello es la implementación de la intervención 7VINCut en 2019. Esta intervención tiene como objetivo reducir el consumo antibiótico en los servicios quirúrgicos a través de la reducción de la duración de los tratamientos antibióticos mediante la detección y evaluación de los pacientes con tratamiento antibiótico superior a siete días.

Otra labor fundamental del VINCat es la de identificar las necesidades formativas de los diferentes profesionales en relación a los objetivos del VINCat PROA y promover cursos, jornadas y talleres, así como fomentar la investigación y divulgación científica en este ámbito. Es en esta línea que el año 2018 se firmó un convenio entre el programa VINCat y IL3-Universidad de Barcelona para desarrollar un curso específico sobre la implantación de los PROA.

El VINCat también ofrece apoyo institucional y técnico a los grupos PROA de los centros participantes. Elabora informes individualizados para cada hospital que les permiten analizar la evolución de sus indicadores y detectar puntos de mejora específicos de su centro.

¿Hay diferencias en la implementación de un PROA a nivel hospitalario, comunitario y sociosanitario? 

Aunque el objetivo genérico de todos los PROA se basa en optimizar el uso de antibióticos para alcanzar una mejor evolución clínica de los pacientes, las diferencias a nivel estructural, organizativo y de requerimientos derivados de la diferente idiosincrasia de los pacientes atendidos a nivel hospitalario, comunitario y sociosanitario hace que la implementación de los PROA se tenga que adaptar a cada uno de estos ámbitos.

Estas diferencias no sólo afectan a la estructura y composición de los grupos PROA de los centros participantes sino también a los indicadores usados para medir el consumo antibiótico,  al desarrollo de intervenciones específicas y a las necesidades formativas de los profesionales implicados.

¿Y qué nos dice de los PROA en pediatría? 

En los últimos años se están produciendo numerosos esfuerzos para avanzar en la implementación de los PROA pediátricos. Diversas sociedades científicas como la American Academy of Pediatrics, la Pediatric Infectious Diseases Society o, en nuestro ámbito, el Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos han destacado la necesidad de su desarrollo.

Implementar un PROA Pediátrico catalán supone un reto en varios sentidos más allá del puramente logístico. Los indicadores de consumo antibióticos basados en las Defined daily dose (DDD) establecidas por la OMS no sirven ya que estas están pensadas para la población adulta, en su lugar el indicador que genera mayor consenso son los Days of therapy (DOT), cuyo cálculo requiere de un registro informatizado de la prescripción. Así mismo en la monitorización de resistencias antibióticas existen diferencias en los microorganismos objeto de vigilancia respecto a los adultos.

En este sentido, el pasado 24 de octubre,  el VINCat, con el apoyo de la Societat Catalana de Pediatria, la Societat Catalana de Malalties Infeccioses i Microbiologia Clínica y de la Societat Catalana de Farmàcia Clínica, realizó la primera jornada del VINCat PROA Pediatría bajo el título “Conceptos básicos en los programas de optimización del uso de antimicrobianos” donde se presentó el grupo VINCat PROA Pediatría y se establecieron las bases para iniciar, a partir del 2020, la creación de un PROA pediátrico en los hospitales de Cataluña.

¿Qué profesionales conforman los equipos PROA y qué competencias deben tener? 

Los equipos PROA deben ser multidisciplinarios y adaptados a las necesidades de cada centro. Deben estar constituidos por profesionales sanitarios con capacidad de liderazgo científico y profesional en el uso de antimicrobianos y las resistencias bacterianas. Idealmente deberían estar compuestos como mínimo por un clínico experto en enfermedades infecciosas, un farmacéutico clínico experto en antimicrobianos y un microbiólogo experto en resistencias en antimicrobianos. A estos perfiles se deben añadir, en función de la complejidad del centro, especialistas en medicina intensiva, pediatría, cirugía o medicina preventiva. Cabe destacar también la importancia de contar en los equipos PROA con personal de enfermería especializado en el control de infecciones ya que en última instancia el personal de enfermería es el que está más en contacto con el día a día del paciente.

Estos equipos PROA deben trabajar junto con los equipos de control de infecciones y contar con el apoyo institucional de su centro para que puedan disponer de los recursos materiales y técnicos necesarios para desarrollar todas las actividades propias del PROA y garantizar su aceptación por parte del resto de profesionales del centro. En Cataluña en los acuerdos de gestión con los centros de salud se ha introducido un complemento variable que tiene dotación económica si el centro dispone de un equipo PROA operativo. Para reforzar este reconocimiento institucional este año el CatSalut, a instancias del VINCat, ha modificado las condiciones del indicador IVINCATAE03 “Crear o consolidar el equipo PROA hospitalario” de tal forma que el certificado de reunión de los grupos PROA debe contar con la signatura de la Dirección del hospital o en su defecto el Presidente de la comisión de infecciones.

¿Qué rol tiene la formación en la implementación de un PROA en una entidad sanitaria?

La implementación de un programa PROA requiere de cambios en la cultura organizacional de las instituciones. Es necesario que los profesionales adquieran conocimientos, nuevas destrezas y nuevas habilidades y que además estas se incorporen de forma permanente en su práctica clínica. Todos los programas PROA a nivel internacional incorporan diferentes estrategias para conseguir sus objetivos y entre ellas una de las piezas fundamentales es disponer de un programa formativo específico. Los líderes del PROA deben conocer las diferentes experiencias de éxito, incorporar nuevas herramientas a sus abordajes y saber cómo difundir las evidencias y los conocimientos al resto de miembros de la organización. Existe también la necesidad de que esta formación sea reglada y reconocida por la administración y los órganos directivos de los centros, por lo que la formación universitaria juega un papel clave.

Podríamos afirmar que, ¿Los sistemas de vigilancia epidemiológica apuestan por los profesionales expertos en el uso optimizado de antibióticos?

Todos los sistemas internacionales de vigilancia epidemiológica han incorporado entre sus objetivos intervenciones PROA y objetivos de monitorización del uso de antibióticos y antimicóticos. Es cada vez más necesario disponer de profesionales capaces de implantar estas políticas y racionalizar el uso de unos fármacos muy necesarios en poblaciones cada vez más vulnerables por su comorbilidad y envejecimiento a adquirir infecciones por gérmenes multirresistentes.

¿Cuál es su visión a futuro del uso de antibióticos en la población? 

El VINCat PROA está experimentando un gran crecimiento. Durante el 2018 participaron 63 hospitales de Cataluña (que representan el 85,7% del total de camas de hospitalización aguda en adultos). Así mismo, tal y como hemos comentado, en el 2020 si pondrá en marcha el VINCat PROA Pediatría. Sin embargo, los médicos de prácticamente todas las especialidades y ámbitos sanitarios prescriben antibióticos. Esto significa que las consecuencias de su uso se extienden a toda la población. Este hecho, junto con el flujo de pacientes que, cada vez más, se establece entre los diferentes servicios sanitarios de una misma región (hospitalario, sociosanitario y primaria) hacen necesario desarrollar un modelo de PROA integrado y basado en el territorio.

Con este objetivo el VINCat PROA está evolucionando hacia un programa global similar al que se está desarrollando en otros países de nuestro entorno como por ejemplo el holandés. Bajo el paraguas del VINCat PROA, y en sintonía con las recomendaciones del Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos, se están desarrollando programas PROA en el ámbito de primaria y sociosanitario. Este modelo, que abarcará todo el sistema sanitario, permitirá optimizar el uso de antibióticos y mejorará los resultados clínicos de los pacientes con infecciones en todos los ámbitos de la atención sanitaria.

¿Sabías que...?

Sergi Hernández Baeza trabaja en el Centro coordinador del Programa de Vigilancia de las Infecciones Nosocomiales de Cataluña (VINCat), que coorganiza junto con el IL3-UB el Curso de Implementación de Programas de Optimización de Uso de Antimicrobianos (PROA). El programa cuenta con un cuadro docente formado por expertos de primer nivel, referentes en el ámbito y con amplia experiencia en el sector y a nivel docente.

¿Quieres saber más sobre el Curso de Implementación de Programas de Optimización de Uso de Antimicrobianos (PROA)?¿Quieres saber más sobre el Curso de Implementación de Programas de Optimización de Uso de Antimicrobianos (PROA)?

FUNDACIÓ INSTITUT DE FORMACIÓ CONTÍNUA DE LA UNIVERSITAT DE BARCELONA como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de atender a tu petición. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

He leído y acepto las condiciones contenidas en la Política de Privacidad sobre tratamiento de mis datos para gestionar mi petición.
Quiero recibir información sobre la actividad formativa del IL3-Universitat de Barcelona.

* Campos obligatorios

Artículos relacionados

Envía un comentario

*