Amanda Blanch Guillem. Ex-alumna y coordinadora general del Máster en Psicología Forense y Criminal

Psicóloga y criminóloga, especializada en el área de la psicología forense, especialmente en asuntos relacionados con las medidas penales alternativas y la violencia de género. Cursando el Máster en Investigación en Comportamiento y Cognición de la Universidad de Barcelona.
Actualmente es la coordinadora general del Máster en Psicología Forense y Criminal (UB-IL3) y docente de uno de los módulos del Máster (Medidas Penales Alternativas). También es la secretaria de la Asociación Antiguos Alumnos del Máster en Psicología Forense y Criminal.

Master class de Thomas Grisso para los alumnos del Máster en Psicología Forense y Criminal

1 marzo 2013

El pasado 12 de febrero nos visitó el Dr. Tom Grisso, psicólogo clínico, profesor de Psiquiatría, director de Psicología y director del Programa de Derecho y Psiquiatría de la University of Massachussets Medical School. Su trabajo durante los últimos 30 años se ha centrado en la investigación para mejorar las decisiones de los jueces en los juzgados de menores y adultos con el fin de mejorar la calidad de las evaluaciones forenses de salud mental y de los sistemas de justicia penal, de menores y civiles.

Tom Grisso es director ejecutivo de la American Board of Forensic Psychology, que gestiona el consejo de certificación de los psicólogos forenses en los EE.UU. También es uno de los organizadores de la International Forensic Screeningand Assessment Network for Adolescents en Europa, que lleva a cabo la investigación sobre las necesidades de salud mental de los jóvenes en Justicia Juvenil en diferentes países europeos. Sus libros más recientes sobre temas juveniles son: Forensic Evaluation of Juveniles (1998), Youth on Trial (2000, edited with Robert Schwartz), Double Jeopardy: Adolescent Offenders with Mental Disorders (2004), Mental Health Screening and Assessment in Juvenile Justice (2005), y Evaluating Juveniles’ Adjudicative Competence: A Guide for Clinical Practice (2005).

Diversas asociaciones han reconocido la investigación del Dr. Grisso a través de premios como el American Psychological Association’s Award for Distinguished Contributions to Research in Public Policy(1995), y el American Psychiatric Association’s Isaac Ray Award(2005). Es doctor honorario del grado de las leyes de la John Jay College of Criminal Justice (1998), y Premio miembro Honorario del Royal College of Psychiatrists (Reino Unido).

En su breve estancia en Barcelona, Tom Grisso nos habló sobre “Los avances recientes más importantes en Psicología Forense” (The most important recent advances in Forensic Psychology), haciendo un repaso por la historia de la Psicología Forense y los 4 avances más importantes de ésta en los últimos 10 años: la evaluación actuarial del riesgo, la fiabilidad de los dictámenes forenses, el uso de la neuroimagen para abordar cuestiones forenses y el desarrollo de estándares formales para la psicología forense.

Tal y como comentó el Dr. Tom Grisso, la primera generación de estudios de evaluación del riesgo se realizaron en la década de los 70 y la década de los 80. Estos estudios se basan en el criterio clínico no estructurado, y no hablan de evaluación del riesgo, sino sobre peligrosidad. Tom Grisso concluye que cuando los clínicos usan el juicio clínico para predecir si una persona violenta puede volver a delinquir o no, se equivocan 2 de cada 3 veces. En los años 80-90 aparece la segunda generación de estudios de evaluación del riesgo, que usan una estrategia actuarial. Estos autores tratan de buscar factores de riesgo válidos, y toman las decisiones del riesgo basándose en la puntuación obtenida mediante dichos factores para establecer clasificaciones de riesgo bajo, medio o alto. Actualmente, la corriente predominante es la del Juicio Profesional Clínico Estructurado, que es una mezcla de las dos anteriores. En este caso, se buscan los factores de riesgo, pero es el evaluador, y no una puntuación obtenida, quien decide qué nivel de riesgo existe. Este tipo de técnica tiene ciertas ventajas sobre las puramente actuariales, destacando: permite a los examinadores tener en cuenta hechos específicos del caso analizado, da más énfasis a los factores dinámicos, etc.

A continuación, la conferencia versó sobre cuán de objetivos podemos llegar a ser los peritos forenses. Respecto a este punto, el Dr. Tom Grisso hizo algunos interesantes apuntes: la importancia de la objetividad en la práctica forense, la objetividad de algunos peritos puede estar influenciada por el sistema institucional en el que trabajan o por la tendencia a la concordancia hacia quienes contratan estos servicios. Apoyó estas conclusiones en algunos estudios que se han ido realizando sobre la fiabilidad en la práctica. Por ejemplo, citó el estudio de Boccacini y Munie, donde en evaluaron la fiabilidad inter-observador y concluyeron que ésta era mala (r=0.47). El Dr. Grisso destaca como el hecho que en el manual reportan una fiabilidad inter-observador por encima de 0.80, en la práctica esta fiabilidad baja hasta puntuaciones de entre 0.45 a 0.50.

La tercera parte de la conferencia se centró en el uso que se está haciendo actualmente de la neuroimagen en cuestiones forenses. Este interés se ha despertado en los últimos años, concretamente en el área de la toma de decisiones que conducen a un comportamiento delictivo en adolescentes y en psicopatía adulta. Un claro ejemplo de estos estudios en psicopatía son aquellos que se han realizado con la fMRI, donde se han visto diferencias en los ganglios basales y la ínsula en sujetos diagnosticados con psicopatía y un grupo control.

Por último, la parte final de la conferencia se centró en los estándares profesionales para la práctica de la psicología forense, dónde se facilitaron referencias bibliográficas respecto al establecimiento de las competencias específicas que definen la psicología forense, directrices éticas en psicología forense, o los principios de la psicología forense, entre otras referencias.

Artículos relacionados

9 febrero 2018

La Ética y La Estética de la PNL

María A. Clavel Álvaro
Ser usuario de la PNL significa completar conscientemente tu natural apertura al cambio, cultivando el hábito básico del aprendizaje y…
Leer más

1 Comentario

Un psicólogo criminal tiene que saber sacar todo tipo de datos tanto a una víctima como a un testigo, datos que se le escaparían a otra persona que careciese de este tipo de formación, como por ejemplo un policía.

Además de sacar todos los datos posibles, el psicólogo criminal tiene que saber cómo tratar a los testigos, hayan sido víctimas de un delito o no, para que se sientan cómodos y hablen con él, lo que es de suma importancia sobre todo cuando el testigo es un menor, por ejemplo.

Envía un comentario

*