Andrés Cuartero. Director del Postgrado en Psicología de Emergencias y Catástrofes

Coordinador del Servicio de Atención Psicológica del Sistema de Emergencias Médicas de Cataluña, SEM. Miembro de la Junta de la Sección de Psicología de Emergencias del COPC.

¿Qué es la psicología de emergencias?

12 abril 2021

A lo largo de la historia de la humanidad las calamidades, los desastres y las catástrofes han estado presentes entre nosotros provocando pérdidas de vidas humanas, pérdidas materiales y de todo tipo. Si bien originariamente estos hechos tenían que ver más con la naturaleza (desastres naturales), a medida que las sociedades han evolucionado, han aparecido conflictos armados y guerras, agrupaciones urbanas (grandes ciudades) que han multiplicado los riesgos con más desplazamientos, accidentes masivos y, más recientemente, hechos de diseño humano como el terrorismo o calamidades provocadas por los estilos de vida entre el hombre y la naturaleza, como la pandemia de la COVID-19, provocando pérdidas de centenares de miles de vidas humanas y una crisis sanitaria, social y económica de carácter mundial.

Estos hechos han generado la necesidad de aplicar los estudios e investigaciones propios de la psicología en el ámbito de las emergencias, los desastres y las catástrofes, hasta el punto de que desde muchos lugares y autores se señala la psicología de emergencias como una nueva especialidad en el ámbito sanitario y social.

La Asociación de Psiquiatría Americana (1970) publicó un manual de “Primeros Auxilios Psicológicos en casos de Catástrofes”. En España la psicología de emergencias tiene un claro desarrollo a principios de la década de los 90, cuando los dispositivos de Protección Civil comenzaron a incorporar en los planes de actuación ante una emergencia, aunque haciendo intervención psicosocial más que psicológica y simultáneamente los colegios profesionales de psicología crearon grupos de intervención en emergencias y desastres y comenzaron a implementar acciones formativas en este ámbito.

Una de las intervenciones más significativa de la intervención de los psicólogos en emergencias durante estos años es la de la riada del 1996 que arrasó el camping Las Nieves, donde murieron 87 personas y centenares resultaron heridas.

En Cataluña, en el 2004, el Colegio Oficial de Psicología de Cataluña (COPC) organizó el primer Curso de Experto en Psicología de Emergencias y Catástrofes. Y el siguiente año, en 2005, se firmó el primer convenio de colaboración entre el COPC y el Sistema de Emergencias Médicas de Cataluña (SEM) para incorporar a psicólogos en caso de grandes catástrofes.

El año 2021 el SEM contrató a 16 psicólogos para hacer intervención en las líneas de atención telefónica de soporte psicológico 061/SalutRespon.

El ámbito y el trabajo del psicólogo de emergencias

Desde que el psicólogo comenzó a formar parte de la respuesta a las emergencias se ha producido un cuerpo teórico y amplio de experiencias que han permitido avanzar en la consolidación de esta figura profesional. Donde se ha producido un impulso considerable en Cataluña es en el ámbito público donde el psicólogo de emergencias interviene de manera presencial a nivel prehospitalario en diferentes situaciones y tipologías de riesgo en toda Cataluña. Por ejemplo, ante incidentes con muertos por accidentes de tráfico dando soporte a la comunicación de malas noticias; homicidios; suicidios consumados; muertes súbitas en recién nacidos, infantes y adultos e incidentes de múltiples víctimas (Tren Alvia Castelldefels, Germanwings, atentados del 17 de agosto en Barcelona, etc.). Otro ámbito que ha tenido un desarrollo y consolidación importante es la intervención en atención no presencial a través de líneas telefónicas del 061/SalutRespon, donde se atienden las peticiones de la ciudadanía vinculada a trastornos emocionales comunes, seguimiento de la problemática emocional derivada de la COVID-19, seguimiento del Código Riesgo Suicidio con personas a las que se les ha dado el alta hospitalaria después de un intento de suicidio, etc.

En definitiva, la psicología de emergencia penetra allí donde las crisis y el trauma se presentan a la sociedad cuando las personas se ven impactadas por sucesos potencialmente traumáticos. Una intervención a priori puede ayudar a prevenir la presencia de trastornos en la salud mental. Por este motivo todas las esferas de la vida donde están presentes las crisis inesperadas, con consecuencias graves para la supervivencia o la integridad física de las personas, familiares, colectivos implicados, etc. son el escenario de trabajo del psicólogo de emergencias, tanto a nivel público como privado, a nivel individual o colectivo, en instituciones, organizaciones y empresas, etc. Después de los atentados del 17 de agosto en Barcelona muchas empresas implantadas alrededor del escenario (Plaça Catalunya, Rambles, etc.) del incidente abrieron servicios de ayuda psicológica de emergencias para hacer frente a las consecuencias en sus empleados, igual que el ayuntamiento desplegó también recursos de ayuda a comerciantes, vecinos y afectados.

Un claro ejemplo actual: Psicología de emergencias y la pandemia de la COVID-19

La pandemia de la COVID-19 ha sido un claro ejemplo del papel de los psicólogos de emergencias a través de un numeroso abanico de iniciativas y acciones donde estos profesionales han desarrollado y están desarrollando su trabajo, por ejemplo, a través de atención telefónica a ciudadanos y profesionales del ámbito sanitario desde hospitales, colegios profesionales de psicología, Ayuntamiento de Barcelona, Fundación Galatea, empresas (Altima), etc. Por otro lado, el Departament de Salut ha implementado una herramienta digital a causa de la pandemia (gestioemocional.cat)donde la ciudadanía en general (infantes, adolescentes, adultos) y profesionales del ámbito sanitario pueden contactar con un profesional psicólogo del Sistema de Emergencias Médicas.

Una mirada al futuro

El futuro de la psicología de emergencias como disciplina emergente requiere ir acompañada de una formación especializada y adaptada a los diferentes riesgos presentes en la sociedad, como un elemento importante de prevención integral de la salud física y psíquica de las personas afectadas. Al ser una disciplina incipiente, con poca trayectoria a nivel teórico y con escasos estudios de evidencias científicas, esta formación tiene que ir acompañada de un espíritu investigador que marque el camino futuro de modelos de intervención, siendo este campo también un yacimiento de nuevas ocupaciones para futuros psicólogos interesados en las emergencias y la investigación.

¿Sabías que...?

Andrés Cuartero dirige el Postgrado en Psicología de Emergencias y Catástrofes del IL3 que cuenta con un cuadro docente de prestigio formado por expertos en activo del ámbito de las emergencias.

¿Quieres saber más sobre el Postgrado en Psicología de Emergencias y Catástrofes?¿Quieres saber más sobre el Postgrado en Psicología de Emergencias y Catástrofes?

FUNDACIÓ INSTITUT DE FORMACIÓ CONTÍNUA DE LA UNIVERSITAT DE BARCELONA como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de atender a tu petición. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

He leído y acepto las condiciones mencionadas en la Política de Privacidad sobre el tratamiento de mis datos para gestionar mi petición sobre el curso de la convocatoria vigente y de futuras.
Quiero recibir información respecto a otros programas, actividades y servicios relacionados.

* Campos obligatorios

Artículos relacionados

Envía un comentario

*