Marta Pérez López. Tutora de proyectos en el Postgrado en Estrategia y Gestión de la Comunicación Interna del IL3-UB

Responsable de comunicación interna en el Ayuntamiento de Terrassa

3 tips para fortalecer el rol estratégico del comunicador interno

29 abril 2021

Los epidemiólogos vaticinan la llegada inminente de la cuarta ola del Covid-19, pero por los efectos que cada nuevo repunte deja tras de sí, más que de nuevas olas, parece que estamos ante réplicas de un tsunami que no acaba de pasar y que está cambiado nuestras vidas en muchos los aspectos y uno de ellos es sin duda la forma que tenemos de relacionarnos y comunicarnos.

comunicacion-interna

Las medidas sanitarias han limitado las relaciones personales dando lugar a lo que neurólogos ya denominan el efecto “hambre de piel”, para referirse a los efectos sobre la salud que provoca la falta de contacto. La pandemia ha generado la necesidad de buscar nuevas fórmulas para dar respuesta a las necesidades de comunicación derivadas de una realidad sobrevenida y aunque algunas de estas medidas de choque se han adoptado de forma coyuntural, lo cierto es que la gran mayoría perdurarán con nosotros en el tiempo.

Comunicación interna: de un lujo a una prioridad

Las organizaciones no han quedado al margen de todo ello. Uno de los principales cambios dentro de las organizaciones tiene que ver justamente con el posicionamiento de la comunicación interna que, lejos de ser engullida por las olas, ha sido capaz de surfearlas y posicionarse como una de las áreas estratégicas.

Antes de la pandemia muchas organizaciones reconocían las bondades de la comunicación interna, sin embargo no todas decidían apostar por ella de forma proactiva, invirtiendo los recursos necesarios para gestionarla de forma eficiente. Sin embargo, tras la primera ola del tsunami ya se pudo evidenciar como aquellas organizaciones con una buena estrategia de comunicación interna fueron capaces de gestionar mejor los cambios y reorganizarse internamente más fácilmente, permitiendo mantener una mayor cohesión de los equipos de trabajo, por lo que en el último año muchas organizaciones están haciendo una verdadera apuesta por la comunicación interna.

Comunicación interna: más allá del organigrama

Sin duda contar con un servicio o departamento de comunicación interna reconocido dentro de la organización es un gran paso para poder desarrollar una verdadera estrategia en este ámbito. Pero una vez alcanzada esta visibilidad tan necesaria, el verdadero reto de los referentes de comunicación interna es justamente traspasar el organigrama y acercarnos al resto de la organización. Contar con la figura de referente de comunicación interna es fundamental, pero no basta con tener el cargo. El verdadero reto que tenemos las personas que nos dedicamos a la comunicación interna es conseguir el reconocimiento auténtico del resto de áreas de la organización, que éstas nos sientan realmente como aliados, facilitadores necesarios y colaboradores imprescindibles en su día a día. Si no nos posicionamos, si no reconocen nuestro rol, va a ser muy difícil llevar a cabo la estrategia que se defina.

La marca personal del servicio de comunicación interna

Más allá del lugar que ocupemos dentro del organigrama como referentes de comunicación interna, es fundamental alcanzar un verdadero reconocimiento de nuestro rol y del trabajo que llevamos a cabo, para ello debemos trabajar nuestra marca personal dentro de la organización. Tres acciones que nos pueden ayudar a conseguirlo son:

  • Creer en nosotros mismos. Si estamos convencidos de la importancia del trabajo que llevamos a cabo y de la contribución que podemos hacer al resto de la organización, proyectaremos más seguridad y resultaremos más convincentes cuando transmitamos nuestras ideas.
  • Escuchar de forma activa. La mejor comunicación interna es aquella que da respuesta a las necesidades e intereses de los miembros de la organización, para ello es fundamental construir sólidos puentes de comunicación con el resto que nos permitan transmitir nuestras ideas pero sobre todo, que nos faciliten conocer las opiniones, las necesidades y los intereses de los demás, en definitiva, debemos dedicar gran parte de nuestro tiempo a escuchar de forma activa.
  • Generar valor y contenido de mucha utilidad para que tanto colaboradores como líderes puedan encontrar claves precisas y aplicables para poder mejorar su comunicación. La dificultad de la comunicación interna no es tanto la creación de nuevos contenidos sinó el valor que éstos generen y el grado de atención que alcancen.
¿Sabías que...?

El Postgrado en Estrategia y Gestión de la Comunicación Interna del IL3-UB es pionero a nivel nacional y ofrece la formación básica e imprescindible para los profesionales de comunicación interna.

Postgrado en Estrategia y Gestión de la Comunicación Interna?Postgrado en Estrategia y Gestión de la Comunicación Interna?

FUNDACIÓ INSTITUT DE FORMACIÓ CONTÍNUA DE LA UNIVERSITAT DE BARCELONA como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de atender a tu petición. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

He leído y acepto las condiciones mencionadas en la Política de Privacidad sobre el tratamiento de mis datos para gestionar mi petición sobre el curso de la convocatoria vigente y de futuras.
Quiero recibir información respecto a otros programas, actividades y servicios relacionados.

* Campos obligatorios

Artículos relacionados

Envía un comentario

*