Ester Morillas. Docente del Experto en Prevención e Intervención del Bullying y Ciberbullying.

Coordinadora del Programa Bullying de la Fundació Barça.

“El deporte es una herramienta que tiene mucha vinculación con la prevención del bullying”.

9 julio 2018

Entrevistamos a Ester Morillas sobre la temática del Bullying y Ciberbullying para que nos diera su visión como Coordinadora del Programa Bullying de la Fundació Barça.

¿Cómo el deporte puede ayudar a prevenir el bullying?

El deporte al final es una herramienta que tiene mucha vinculación con la prevención del bullying. Lo cierto es que por sus características educativas, sociales, también tiene una parte lúdica y participativa que hace un escenario ideal para que podamos trabajar en la relación entre iguales. Al final dentro del deporte hay diferentes factores que están muy vinculados con el bullying que son los factores que pueden prevenir el contexto y que pueden facilitar que el contexto sea intolerante hacia la violencia, y son sobre todo tres dimensiones. Por un lado hablamos de los factores relacionados con el tema emocional, a través del deporte estamos trabajando el autoestima, la resiliencia, que los niños y niñas sean capaces de gestionar sus emociones, del autocontrol. Luego a través del deporte también intentamos que se mejore el tema de habilidades sociales, intentamos que se autorregulen, que mejoren sus relaciones con los otros, que haya espacios de socialización, todo esto está muy vinculado con el tema del bullying. Y por otro lado, una parte muy importante es la parte de la educación en valores, ya que al final el tema de los valores a través del deporte, no solo se transmite, sino que se pone en práctica. Y son sobre todo valores vinculados al trabajo en equipo, a la cooperación, al respeto, al compañerismo, etc. Todos estos factores al final crean un microclima dentro del grupo, que hacen que sean factores que previenen que aparezca el bullying.

¿Qué papel juega la formación en la prevención, detección e intervención en bullying?

La formación es clave, porque al final la educación permite reconocer la problemática, visibilizarla, es un fenómeno que muchas veces queda invisibilizado, porque muchas veces los niños y las niñas no lo cuentan, y ante la mirada del adulto queda invisible. Por lo tanto, hay que entrenar la mirada para poder ver este fenómeno. También hay que saber entrenar a los niños y niñas para que sepan reconocerlo. En la parte de prevención, trabajar en temas de habilidades sociales, educación emocional, en la gestión democrática de la misma escuela, todas aquellas facetas que impliquen el acuerdo de las normas del grupo y también en la que los niños y niñas sepan a quién tienen que acudir. En definitiva, toda la parte de prevención es imprescindible en la formación. Por la parte de detección, es otra fase primordial, si somos capaces de detectarlo a tiempo y de forma precoz también podremos evitar consecuencias que tengan un mayor cronificación e impacto en la vida de los niños. En detección debemos formarnos en herramientas sociométricas, en espacios donde los niños seamos capaces de detectar las conductas que tienen y también en herramientas de autocontrol, de autobservación y reflexión de uno mismo y de cómo está interactuando con los demás. En cuanto a la fase de intervención también es muy importante que nuestra mirada esté enfocada no solamente a trabajar de forma dual con la víctima y el agresor, sino que sea una intervención grupal, la dimensión del fenómeno del bullying es grupal, por lo que tenemos que estar capacitados para poder intervenir con todo el grupo y hacer partícipe a todo el grupo en esta dinámica. Y por último, también es muy importante la parte de restauración. Muchas veces nos faltan herramientas para poder reparar el daño que ha ocasionado una situación de bullying en un grupo. Esta parte es imprescindible y hay que dotar de herramientas para eso. Y, cómo no, acompañar a las familias, y también al resto de agentes comunitarios como monitores, servicios sociales, todos aquellos que estén involucrados en la vida del niño y la niña, tengan capacidad de detectar, intervenir, prevenir y restaurar.

¿Sabías que...?

El objetivo del Experto en Prevención e Intervención del Bullying y Ciberbullying es aportar las herramientas necesarias para prevenir, identificar e intervenir en situaciones de bullying y ciberbullying, conociendo el concepto, sus características y manifestaciones, reflexionando sobre la forma en que se pueden abordar estas situaciones de violencia, sensibilizando sobre la importancia de relacionarnos de manera positiva ante las situaciones de acoso y poniendo en marcha metodologías, técnicas y estrategias para gestionar y transformar el conflicto.

Artículos relacionados

Envía un comentario

*