Tratamiento de emergencias sanitarias a distancia, un avance muy positivo en la dinámica formativa

22 abril 2022

El auge de la tecnología ha posibilitado que impartir materias tan delicadas como el tratamiento de emergencias sanitarias a distancia haya dejado de ser una utopía. El saber no ocupa lugar, desde luego, y el medio por el que se aprende ha dejado de ser un impedimento al fin. A día de hoy se puede aprender de los mejores sin moverse de casa, o del lugar de trabajo, y eso repercute tanto en las capacidades del profesional que decide formarse como en el bienestar de quienes requieren de sus atenciones.

Vamos a hablar de qué es una emergencia sanitaria y, sobre todo, de por qué es importante que los profesionales superen la barrera de lo presencial para que estén formados para poder atenderlas.

¿Qué supone una declaración de emergencia sanitaria?

Cuando la Organización Mundial de la Salud declaró formalmente el COVID-19 como una emergencia sanitaria en enero de 2020, todavía era difícil imaginar que la situación acabaría siendo tan grave como para terminar convirtiéndose en una pandemia mundial con 5 millones de muertes confirmadas.

Ese concepto, el de emergencia sanitaria, se refiere a un evento extraordinario que las autoridades consideran que constituye un riesgo para la Salud Pública, ya que una enfermedad concreta puede propagarse entre países y exigir una respuesta internacional coordinada.

Cuando las autoridades sanitarias definen así una situación, se basan en cuatro criterios:

  1. Que se trate de una enfermedad inusitada o imprevista.
  2. Que su repercusión sea grave para la Salud Pública.
  3. Que haya riesgo de propagación internacional.
  4. Que suponga un riesgo importante de establecer restricciones internacionales a los viajes o al comercio.

En el momento en el que un organismo como la OMS declara una emergencia sanitaria, sus objetivos son:

  • Detectarla de manera precoz.
  • Aislar los casos para tratarlos.
  • Rastrear a las personas que hayan estado en contacto.
  • Limitar los contactos sociales.

Estas medidas se adaptan al grado de riesgo que supone esa enfermedad y se toman las medidas que sean necesarias para evitar que un virus -como es el caso del coronavirus- se propague.

Tipos de emergencias sanitarias

Una emergencia sanitaria es aquella que es causada por una pandemia o epidemia, como es el COVID-19 o como puede ser el ébola.

Las emergencias sanitarias se originan, comúnmente, en los hogares, ya sea por falta de higiene o de manera natural.

Una emergencia sanitaria también puede ser causada por una plaga (ratas, cucarachas, pulgas, piojos, etc.), que debe ser atendida por las autoridades sanitarias competentes o los departamentos de salud de una ciudad o una comunidad. Existen tres tipos de emergencias sanitarias en función de la gravedad de las mismas:

  1. El conato de emergencia es una posibilidad de riesgo que puede ser fácilmente controlado por las medidas de seguridad hospitalaria de un centro sanitario, una ciudad o una nación.
  2. La emergencia parcial, más grave, requiere de toda la fuerza del ente que sufre el problema y también de algo de ayuda externa.
  3. En cuanto a la emergencia general, suele requerir de todos los operativos que puedan dedicarse a combatirla para eliminar la amenaza, como fue el caso del coronavirus llegado desde Wuhan.

Emergencias sanitarias y desastres

Se ha demostrado que los grandes desastres, ya sean naturales o provocados por el hombre, también pueden provocar una emergencia sanitaria.

Un buen ejemplo del primer caso fue la caída de las Torres Gemelas en Nueva York en septiembre de 2001. Además de lo obvio, las miles de personas que quedaron atrapadas en los edificios, fueron muchas más las que inhalaron humo tóxico debido al derrumbamiento o las que requirieron de atención física o psicológica debido a la situación. En dicho caso, los servicios sanitarios de la ciudad se vieron absolutamente sobrepasados, necesitando la ayuda y el apoyo tanto de medios nacionales de todos los rincones de EEUU como de especialistas llegados desde diversos puntos del mundo.

En cuanto al segundo punto, el ejemplo más claro lo encontramos en la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma. Semanas respirando humo tóxico afectó a las vías respiratorias de unos ciudadanos que llenaron los hospitales coincidiendo con el fin de la quinta ola de coronavirus.

Y la cosa no queda ahí: inundaciones, huracanes, terremotos… Son muchos los desastres naturales que pueden desencadenar un estado de emergencia y para los que los profesionales sanitarios deben estar lo más preparados que sea posible.

La formación a distancia en el tratamiento de emergencias se ha demostrado tan válida como la presencial, por lo que es una muy buena opción para ampliar horizontes y convertirse en un profesional aún más capaz y completo si cabe.

¿Sabías que...?

En el Postgrado en Coordinación y Gestión de Urgencias y Emergencias Sanitarias del IL3-UB contarás con un cuadro docente de prestigio formado por expertos en activo del ámbito de las emergencias.

¿Quieres saber más sobre el Postgrado en Coordinación y Gestión de Urgencias y Emergencias?¿Quieres saber más sobre el Postgrado en Coordinación y Gestión de Urgencias y Emergencias?

FUNDACIÓ INSTITUT DE FORMACIÓ CONTÍNUA DE LA UNIVERSITAT DE BARCELONA como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de atender a tu petición. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

He leído y acepto las condiciones mencionadas en la Política de Privacidad sobre el tratamiento de mis datos para gestionar mi petición sobre el curso de la convocatoria vigente y de futuras.
Quiero recibir información respecto a otros programas, actividades y servicios relacionados.

* Campos obligatorios

Artículos relacionados

Envía un comentario

*