Dr. Enrique Limón. Director del Postgrado en Control de Infecciones Hospitalarias

Enfermero Centro coordinador del Programa VINCat

Las vivencias de enfermeras durante la COVID-19 muestran la importancia de la formación frente a las crisis sanitarias

7 julio 2020

Un estudio sobre las experiencias que atravesaron las enfermeras de las unidades de hemodiálisis hospitalaria durante los meses más duros de la pandemia de la COVID-19 en España, revela la importancia fundamental de que exista un reconocimiento y apoyo social hacia su labor, como también de incorporar sistemas de soporte que incluyan una formación anticipada y específica para la actuación adecuada ante pandemias.

El artículo ‘Experiencias de vida y soporte percibido por las enfermeras de las unidades de hemodiálisis hospitalaria durante la pandemia de la COVID- 19 en España’, fue elaborado por la el Director del Postgrado en Control de Infecciones Hospitalarias del IL3-UB Enric Limón-Cáceres junto a otros autores.

Este trabajo se propuso analizar las vivencias y el impacto emocional que atravesaron diez enfermeras que trabajaron en estas unidades específicas dentro de hospitales públicos españoles, al ser zonas de alto riesgo de transmisión que demandaron una atención especial. Ante el brote repentino de la epidemia y después de haber recibido una escasa capacitación sobre la COVID-19, los equipos de enfermería de estas unidades tuvieron que adaptar rápidamente sus espacios y rutinas de trabajo.

La primera línea durante la pandemia, entre el miedo y el optimismo

En una primera etapa, las medidas de prevención, tratamiento y cuidados de las personas se fueron improvisando conforme avanzaba la pandemia, creando confusión e inseguridad. Durante este período, las enfermeras del estudio experimentaron una cantidad significativa de emociones negativas como el miedo, la ansiedad y la impotencia provocadas por el desconocimiento ante la amenaza de una enfermedad epidémica, por no saber actuar adecuadamente, por los cambios en los protocolos, por el agotamiento físico y por el riesgo de contagio propio y de sus familiares, agravado ante la falta de medios de protección.

Este miedo inicial, sin embargo, no llevó a que las enfermeras cuestionaran su responsabilidad profesional, ni impidió que acudieran a sus puestos de trabajo y que incluso incrementaran las horas de trabajo por necesidades del servicio. En cambio, adoptaron estrategias para gestionar el estrés y la sobrecarga del trabajo con optimismo y apoyándose unas a otras, lo que favoreció una mejor adaptación a la situación. El altruismo activo y la solidaridad demostraron favorecer una buena relación de grupo y aliviar el estrés.

Sobre este punto, los expertos apuntan que las enfermeras pueden ser muy racionales en su adaptación a situaciones excepcionales, lo cual les ayuda a asumir medidas de prevención. La mayoría de las enfermeras entrevistadas afrontaron la presión asistencial con éxito y consideraron que se habían fortalecido personal y profesionalmente a partir de esta situación excepcional. El apoyo social y el sentido de responsabilidad también las animó en su trabajo y aumentó su identidad profesional y orgullo.

De esta manera, el estudio reflejó que las enfermeras también sintieron emociones positivas durante estos meses, como la confianza, la calma, y el optimismo. Muchas de las profesionales entrevistadas asociaron estos sentimientos al reconocimiento que recibieron por parte de su entorno y de la sociedad en general. Por otro lado, la confianza en las habilidades profesionales y el entrenamiento precoz también se constataron como factores que promueven la voluntad de participar activamente en el cuidado de los pacientes.

Lecturas de cara al futuro: Más recursos, más formación y un reconocimiento duradero

Según indican los expertos, estos hallazgos revelan lo importante que es establecer sistemas de soporte lo más temprano posible, que incluyan suministros adecuados de EPIS, refuerzos razonables de recursos humanos, capacitación del personal y un incentivo a las relaciones interpersonales entre las enfermeras para facilitar su adecuación a las tareas contra la pandemia.

El estudio revela la necesidad de reforzar a los profesionales con programas de formación específica para que puedan estar preparados para actuar de la mejor manera ante una crisis sanitaria de estas dimensiones. Asimismo, constata la importancia de que por parte de las autoridades sanitarias y de la sociedad en general se reconozca el trabajo realizado por estas profesionales sanitarias, y que este reconocimiento sea duradero.

¿Sabías que...?

El Postgrado en Control de Infecciones Hospitalarias del IL3-UB es pionero a nivel nacional y ofrece la formación básica e imprescindible para el profesional sanitario orientada a la intervención en infecciones.

¿Quieres saber más sobre el Postgrado en Control de Infecciones Hospitalarias?¿Quieres saber más sobre el Postgrado en Control de Infecciones Hospitalarias?

FUNDACIÓ INSTITUT DE FORMACIÓ CONTÍNUA DE LA UNIVERSITAT DE BARCELONA como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de atender a tu petición. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

He leído y acepto las condiciones contenidas en la Política de Privacidad sobre tratamiento de mis datos para gestionar mi petición.
Quiero recibir información sobre la actividad formativa del IL3-Universitat de Barcelona.

* Campos obligatorios

Artículos relacionados

Envía un comentario

*