No se puede concebir el ordenador como una libreta donde tomar apuntes

18 septiembre 2012

El año pasado decidí sumergirme en el mundo del diseño y la edición de contenidos formativos online matriculándome en el postgrado impartido por la Universidad de Barcelona. Nunca pude imaginarme que la primera actividad que nos propusieran fuese elaborar una contraportada de diario (conocida como “contra”) sobre nosotros mismos para presentarnos ante nuestros compañeros y docentes. Fue un reto nuevo, pero altamente productivo. Éste fue el resultado:

Ana de la Horra Cortés

Barcelona (1986). Diplomada en Magisterio de Primaria por la Universitat de Lleida y Maestra de primaria en activo en una escuela pública de Barcelona. Cursa actualmente un posgrado de diseño y edición de acciones formativas online por la Universitat de Barcelona.

“No se puede concebir el ordenador como una libreta donde tomar apuntes ni al niño como una tabula rasa que llenar”

¿Cuándo decidió que quería ser maestra?

Recuerdo   perfectamente el día. Fue un 20 de Octubre de hace ya muchos años. Justo ese día estrenaba los 16 años y hacia poco más de un mes que  había comenzado primero de bachillerato. Hasta entonces, estaba convencida de que mi futuro iría encaminado a las ciencias de la salud. Sin embargo, el regalo de mi tía provocó un giro de 180º en mi  futuro. Me obsequió con un libro de un dibujante hasta entonces desconocido para mí: Francesco Tonucci, más conocido por Frato. El libro se titulaba “40 años con ojos de niño”, y constaba de cientos de tiras cómicas que giraban siempre en torno a la infancia y la educación.

¿Qué significó ese libro para usted?

Significó abrir los ojos. Permitió mostrarme que un cambio en la educación era y es necesario y me empujó a contribuir en ese cambio y no ser sólo una espectadora más.

¿Tiene algo que ver su manera de entender la enseñanza  con el hecho de  haberse matriculado en el posgrado en Diseño y Edición de Acciones Formativas Online?

Las nuevas tecnologías siempre han formado parte de mi vida; antes como  alumna,  ahora como profesora. Frato intenta con sus viñetas denunciar la situación de la escuela, anclada en métodos tradicionales y obsoletos. En la actualidad, la enseñanza ha cambiado. Pero un cambio en la enseñanza no equivale a la introducción de ordenadores en el aula, sino a una forma totalmente diferente de concebir el papel del alumnado-profesorado y del proceso de enseñanza-aprendizaje. No se puede ni se debe concebir el ordenador como una libreta donde tomar apuntes ni al niño como una tabula rasa que llenar.

¿Por qué pasa todo esto?

Quizá por la falta de recursos y el miedo de gran parte del profesorado al cambio.

¿Y usted tiene miedo?

No  tengo  miedo  al cambio. Al contrario; pero sí necesito más recursos, y por eso me matriculé en el posgrado.

Artículos relacionados

3 Comentarios

Yo estoy 15 horas al día trabajando en el ordenador (mi blog de regalos originales me está quitando mucho tiempo), pero todo lo que tengo que anotar lo anoto a mano. Es cierto que cada vez tengo una caligrafía peor porque no estoy como en la Universidad en plan escriba, pero es mucho más cómodo que usar un PC.

La verdad que creo que hace años que no escribo a mano. Sin embargo no soy un defensor de la escritura digital. No me extrañaria que la escritura a mano hace que nuestra mente piense diferente e incluso cambie nuestra concentracion.

Angela

No se si cualquier persona podrá generar estos nuevos hábitos que nos “imponemos”, yo desde luego por mas que me propongo intentar hacer el cambio de mi querida agenda, libreta por el blog de notas, me resulta imposible, y es que como tener tus notas personales manuscritas ,no se pone ni el mejor apple del mundo.

Envía un comentario

*