Trabajador social

Descubre cómo convertirte en Trabajador social de la mano del IL3-UB

La disciplina encargada de mejorar y favorecer la transformación y el desarrollo social es el trabajo social. Sus funciones y desempeño pueden tener un gran impacto positivo en comunidades o colectivos en situaciones vulnerables.

Funciones ‌

Las acciones que un trabajador social debe llevar a cabo son muy amplias, ya que comprenden un amplio espectro de fases dentro de un proceso de integración social:

  • Prevenir los posibles conflictos, tanto individuales como colectivos.
  • Diseñar proyectos de intervención para conocer mejor cada contexto.
  • Conocer las diferentes situaciones de riesgo social, carencias o necesidades.
  • Actuar de manera indirecta con personas individuales y grupos.
  • Potenciar las capacidades individuales de cada persona.
  • Dar respuesta a conflictos sociales cotidianos.
  • Diseñar y activar un plan de acción con objetivos determinados.
  • Acompañar y evaluar los resultados.
  • Ser docente de enseñanzas teóricas y prácticas.
  • Promover acciones que favorezcan la promoción e inserción social.
  • Implementar políticas sociales.
  • Acompañar a las personas dentro de cada programa.
  • Supervisar el control y el cumplimiento de las acciones de trabajo.
  • Evaluar y valorar resultados de los objetivos e intervenciones.
  • Planificar y organizar centros sociales, programas o servicios específicos.
  • Investigar nuevas técnicas metodológicas.
  • Analizar y explicar determinadas realidades específicas.
  • Establecer hipótesis para intervenir de manera adecuada.
  • Coordinar medios, recursos, técnicas y equipos.

Requisitos y habilidades

Las habilidades y requisitos de un trabajador social deberían ser:

  • Formación superior específica como trabajo social, educación inclusiva, psicología e integración social.
  • Capacidad para escuchar y mostrar empatía.
  • Capacidad para conectar con las personas y realizar preguntas de manera no invasiva.
  • Carácter empático que se gane la confianza de las personas.
  • Flexibilidad.
  • Capacidad de adaptación.
  • Capacidad de comunicación.
  • Persona clara y comprensiva.
  • Persona observadora.
  • Predisposición buena en posibles conflictos con sensibilidad.
  • Capacidad para trabajar bien bajo presión y en equipo.
  • Contar con una actitud positiva.
  • Habilidades de negociación.
  • Solidez y entereza.
  • Capacidad para priorizar en funciones y tareas.
  • Conocimiento y manejo de TIC.

Salario de un trabajador social

En España la media salarial de un trabajador social está entre los 18.000 y los 25.000 € anuales.

Fórmate como trabajador social

Si te gustaría ampliar tus conocimientos sobre prevención e intervención social, en el IL3-UB encontrarás gran variedad de formaciones con las que conseguir dar un paso más en tu carrera profesional como, por ejemplo, los Programas en Prevención e Intervención Social.